En Agosto del año 2015, el vecino Jorge Wolfzun manifestaba en el diario Mi Belgrano la siguiente preocupación:

Vivo en Mendoza al 1800 en el medio de un importante caos vehicular. Además de estar sometidos a un permanente sonar de bocinas y motores, estamos imposibilitados de acceder y salir con rapidez de las cocheras de los edificios. Los días de semana o los fines de semana, la barrera de Mendoza, agravada por la actividad del Barrio Chino, se ha transformado en un tapón insalvable con intervalos de cierre de hasta 15 minutos por frecuencia de trenes, y sería peor con una mayor frecuencia. El nivel de ruido es tremendo y se complica aún más porque muchos de los buses tienen los aires acondicionados en los techos, especialmente la línea 15 que tiene una frecuencia altísima. La barrera se cierra con demasiada anticipación, pude verificar que para trenes viniendo desde Retiro, la misma se cierra apenas el tren parte de Lisandro de la Torre y antes de llegar a Mendoza se detiene en la estación. A veces los ómnibus taponan 11 de Septiembre angostada por la ciclovía.

Con la eliminación de la barrera en Mendoza, consultamos a Jorge si mejoró la situación y nos contó:

La situación en 4 años mejoró sustancialmente pero no está normalizada. En estos últimos años se produjo un espectacular crecimiento del Barrio Chino y del parque automotor en la zona. Ambos elementos conllevan a un gran taponamiento del tránsito que desagota Mendoza hacia Av. Del Libertador.

Existen una serie de factores que aliviarían la actual situación. El más importante, sería desviar el tránsito de colectivos que van hacia Libertador por Echeverría (abierta recientemente), ya que es más ancha y no tiene un gran centro comercial como Mendoza. Los pasajeros no tendrían ningún inconveniente ya que accederían fácilmente al ferrocarril y a Libertador. Además se disminuiría la gran contaminación sonora que provocan los vehículos de gran porte (Líneas 15 y 29) al circular innecesariamente por calles angostas y densamente pobladas como 11 de Septiembre y Mendoza.

Otras medidas serían:

– Eliminar el estacionamiento sobre la mano izquierda en Mendoza entre Montañeses y Libertador, por lo menos los sábados y domingos, ya que los taponamientos suelen llegar hasta 3 de febrero.

– Mayor presencia de Agentes de Tránsito, para evitar estacionamientos en lugares no permitidos.

Finalmente quiero agradecer la preocupación de Mi Belgrano por los temas que nos involucran.

Un comentario en «Mendoza sin barrera»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.