Setenta años después de su creación el Museo Casa de Yrurtia ubicado en O’ Higgins 2390 reabrió sus puertas el pasado 26 de julio con una renovación integral que logra insertarlo en el panorama museológico internacional en el que la tipología de las Casas-Museo cobra un auge cada vez mayor.

Estaba cerrado al público desde noviembre del año 2015 por tareas de mantenimiento. A partir del llamado a concurso de nuevos directores de museos nacionales, el 24 de julio de 2017 asumió la nueva dirección del museo con un plan de gestión que incluyó acciones para lograr su reapertura. Se comenzaron a realizar tareas orientadas al fortalecimiento institucional organizando los recursos humanos, adecuando los lugares de trabajo y poniendo en funcionamiento nuevas áreas.

Durante el 2018 y 2019, en coordinación con la Dirección Nacional de Museos, se encaró un plan de gestión “puertas afuera”, implementando el programa “El museo va a la Escuela”, con visitas a instituciones educativas de Belgrano y además muestras itinerantes del patrimonio en cooperación con otros museos como la muestra “Rogelio Yrurtia, Canto al trabajo” en el MAT, que fue visitada por más de 10.000 personas.

Se realizaron tareas indispensables a nivel edilicio: se consolidó la fachada del museo y los techos de la galería. Se hizo la desinsectación integral del patrimonio y la casa. Cambiaron todo el tendido eléctrico de casa y jardines Se acondicionaron los baños para que sean accesibles. Se construyeron veredas perimetrales accesibles. Restauraron los cielorrasos y las paredes de las salas de exposición. Además se acondicionaron y restauraron las colecciones para guarda y exhibición. Se realizaron nuevos dispositivos museográficos, animaciones y audiovisuales.

El nuevo guión museológico del museo Casa de Yrurtia enfatiza la dimensión social del patrimonio a través de nuevos abordajes de la Casa-museo, de sus creadores: los artistas Rogelio Yrurtia y Lía Correa Morales, y de las colecciones. Estos abordajes contemplan el vínculo con la contemporaneidad en el sentido que abren el diálogo entre el pasado y el presente y fomentan nuevas perspectivas sobre las colecciones y la figura de los artistas que las formaron.

La nueva museografía accesible prioriza la experiencia museística in situ como una vivencia transformadora pero además contempla la experiencia medial a través de contenidos audiovisuales. La museografía incluye entrevistas realizadas al sociólogo Lucas Rubinich, a la historiadora del arte Laura Malosseti y a la artista Elba Bairon sobre la obra de Yrurtia Canto al Trabajo. La museografía se desarrolla sobre tres ejes: la Casa, el taller y los monumentos públicos de Yrurtia y la misma cuenta con recursos didácticos accesibles que invita al visitante a diversificar su participación en el recorrido del museo.

El Museo está abierto de miércoles a viernes de 10 a 18 horas y los sábados y domingos de 11 a 18 horas. Para más información: 4789-0094/4781-0385.

La casa

Con un terreno de 1200 metros cuadrados, la casa es de fines del siglo XIX. Fue reformada y ampliada por Rogelio Yrurtia y obtuvo, en 1923, el Premio Municipal de Arquitectura por el diseño de su fachada. Pertenece a la vertiente hispanoamericana del estilo Neocolonial. El escultor trabajó activamente en la concepción de los jardines de la casa y los dotó de árboles, caminos de laja y una galería cubierta con parra, entre otros elementos inspirados en los jardines árabes.

Rogelio Yrurtia

Es uno de los escultores más destacados de la Argentina de principios del siglo XX, cuya obra monumental mantiene hasta nuestros días una manifiesta vigencia en el espacio público de Buenos Aires. Desde muy joven desarrolló un interés particular por la pintura y la escultura. En el año 1898 comenzó sus estudios en la Sociedad Estímulo de Bellas Artes como alumno de Lucio Correa Morales y, un año más tarde obtuvo una beca del estado nacional para continuar su formación en Francia. En París tomó contacto con el escultor célebre del momento, Auguste Rodin y entabló relación con artistas e intelectuales como Pablo Piccaso y Rubén Darío. Es en esa ciudad también que realiza su obra fundacional, Las pecadoras, que le otorgó reconocimiento internacional en el Salón de París y el Gran Premio de Honor en la Exposición Universal de Saint Louis, Estados Unidos, en 1904.

Yrurtia continuó la tradición escultórica inaugurada por la Generación del 80, aunque introdujo ideas y propuestas estéticas renovadas en sintonía con el auge cultural que empezaba a despuntar en la sociedad porteña de comienzos del siglo XX.  En este contexto llevó adelante importantes encargos del estado para realizar monumentos en el espacio público que estaban destinados a mantener viva la memoria nacional. Es el caso de Canto al Trabajo, el Monumento al Coronel Dorrego y el Mausoleo de Bernardino Rivadavia. Asimismo trabajó durante su vida en proyectos monumentales que no llegaron a realizarse como El Triunfo de la República y El pueblo de Mayo.

Lía Correa Morales

Fue una de las artistas más relevantes del arte argentino en las primeras décadas del siglo XX. Hija del reconocido escultor Lucio Correa Morales y de Elina González Acha, pintora, geógrafa y escritora. A pesar del contexto artístico adverso a las mujeres, logró consolidarse como una pintora exitosa con presencia en diversas exposiciones nacionales e internacionales. Sus géneros preferidos fueron el retrato y la naturaleza muerta, pero incursionó también en el desnudo. El Museo Casa de Yrurtia cuenta en su colección con pinturas, bocetos, dibujos, grabados y monocopias de la artista. Correa Morales fue directora del Museo en 1950 y fue pionera en la tarea de dirigir una institución de tales características.

La colección

El Museo cuenta con una colección de esculturas de gran escala. Algunas de ellas forman parte de estudios previos a la elaboración de los grandes monumentos públicos de Yrurtia, como la figura del Moisés que forma parte del mausoleo de Rivadavia y La Victoria Alada del Monumento a Manuel Dorrego. La obra Combate de Box, bronce que alcanza los 3,40 metros de altura, está emplazada en los jardines de la Casa-Museo. Además, Yrurtia, aficionado al box, realizó estudios previos que se encuentran en la colección del Museo.

La pinacoteca de la institución está compuesta, en su mayoría, por obras de pintores contemporáneos a Yrurtia y Correa Morales, como Ángel Della Valle, Martín Malharro, Eduardo Sívori, Benito Quinquela Martín, Julia Wernicke, entre otros, e incluye también pinturas de la Escuela Cuzqueña, surgida en Cuzco durante los siglos XVII y XVIII.

La colección cuenta además con mobiliario de diferentes épocas y estilos y una colección de medallas y maquetas, planos, dibujos y bocetos de los proyectos escultóricos de Yrurtia.

Biblioteca y Archivo

La biblioteca de Rogelio Yrurtia reúne 1400 volúmenes sobre filosofía, artes visuales, geografía e historia del arte, con obras del siglo XIX hasta la actualidad. El archivo reúne los fondos documentales de Rogelio Yrurtia y de Lía Correa Morales. Se compone de correspondencia, artículos periodísticos, fotografías, documentación sobre el Museo y proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.