Cliba reinauguró su base de barrido manual femenino, ubicada en Olazábal entre Av. Cabildo y Ciudad de la Paz, en el barrio de Belgrano. La puesta en valor de este importante espacio para la organización del servicio y comodidad del personal, duró 75 días. Las renovaciones incluyeron la ampliación de los vestuarios, del comedor y la creación de nuevos pañoles para el guardado y orden del lugar. De este modo el personal cuenta con un  espacio de mayor capacidad y comodidad.

El servicio de barrido manual femenino de Cliba se presta durante el turno tarde, a partir de las 14 horas. Tiene 21 cuadros en el barrio de Belgrano, que comprenden más de 120 cuadras entre las calles José Hernández, Amenábar, Quesada y Cuba. El servicio consiste en el barrido de cordones y veredas, y en el vaciado de los cestos papeleros. Es un desafío importante ya que son calles de marcada actividad comercial y por ende de mucha circulación peatonal, lo que deriva en una constante generación de residuos.

La base operativa, funciona antes y después de prestado el servicio, ya que desde allí se preparan las barrenderas, y se gestiona y organiza el trabajo en forma diaria. La empresa cuenta con personal femenino en ese servicio desde el año 2000, cuando incorporó a las primeras mujeres para el barrido de las peatonales Florida y Lavalle.

Con una experiencia de más de 30 años en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Cliba presta los servicios de recolección y limpieza en la Zona 2 de la Ciudad de Buenos Aires que abarca las comunas 2, 13 y 14 de los barrios de Belgrano, Núñez, Recoleta, Palermo y Colegiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.