La Casa de Arcos

Se habilitó el primer centro cultural bajo la nueva Ley de Espacios Culturales Independientes (ECI), impulsada por el Ministerio de Cultura de la Ciudad, que fue sancionada en noviembre de 2018 y entró en vigencia en junio de este año. Se trata de la “Casa de Arcos”, ubicada en el barrio de Núñez (Arcos 2891), esta casona antigua ofrece a los vecinos una variedad de propuestas culturales, en un lugar íntimo, pensado para desplegar la búsqueda creativa. Este primer caso es el comienzo de un nuevo ciclo para el circuito, que cuenta con un marco legal de protección para el desarrollo de las actividades que realizan. 

Entre su público diverso, pero principalmente del barrio, muchos adultos mayores se acercan a descubrir que no hay edad para las expresiones artísticas; y encuentran allí un lugar para desarrollar esas actividades que desearon durante sus vidas.

Al entrar, coloridas obras de la artista Estela Perosio cubren las paredes de Casa de Arcos, en la muestra que experimenta y explora sin plan establecido, guiada por la intuición, lejos de planes narrativos. Una puesta que busca recuperar lo esencial del proceso creativo: la expresión desde lo singular y genuino. En el piso de arriba, espacios íntimos de trabajo e inspiración, con mobiliario reutilizado, combinado con ingenio y la ayuda de amigos que colaboraron en la puesta en marcha.

La nueva ley entiende la importante tarea creadora de abrir y mantener un espacio cultural, el esfuerzo, la dedicación y el amor que supone de parte de sus gestores, facilitando el proceso, un histórico reclamo del sector; permite el baile como actividad cultural, baños unisex, actividades complementarias y la programación de actividades diversas bajo una única habilitación. Además, los trámites se simplificaron (como salvar los de impacto ambiental y control de ruidos con una declaración jurada, y se pueden realizar por Internet).

El primer espacio habilitado bajo la nueva Ley ECI, es el comienzo de un nuevo ciclo normativo, que brinda seguridad jurídica, para continuar fortaleciendo la vida cultural independiente, protegiendo las actividades que se desarrollan, potenciando su enorme poder transformador; su oferta diversa y plural, que se despliega en cada barrio de la ciudad.

Mónica Alvite la fundadora de la Casa de Arcos, es empresaria y arquitecta, profesión que desempeñó durante años en forma independiente. Es escritora formada en diversos talleres literarios y en la escuela de narrativa Casa de Letras. Participó en ciclos de lecturas y publicó los libros de cuentos El fruto de la sequía (2013, Ed. Alción) y Bocas como tumbas (2017, Ed. Modesto Rimba). Realizó la formación de la Fundación Vocación Humana sobre psicología, religiones comparadas y meditación, impartida por el Dr. Bernardo Nante. Asistió a cursos de astrología y, en la Fundación C.G. Jung, completó la carrera de Astrología arquetipal. Cursó la formación en meditación del Centro Junguiano de antropología vincular.

Entre las próximas actividades que se realizarán en el espacio cultural, el domingo 3 de noviembre a las 19:00 horas será la apertura de la exposición de la artista Marcela Motta y el domingo 10 de noviembre a las 19:30 horas se presentará “Concierto al atardecer” con Karina Antonelli en voz y Jorge Caruso en guitarra.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.