Desde la Secretaría de la Tercera Edad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, están difundiendo recomendaciones para que los comercios promuevan espacios que integren a las personas mayores (El grupo poblacional que crece más rápidamente en el mundo y en la ciudad). Las 700.000 personas mayores que habitan la ciudad, constituyen un grupo importante de consumidores de regalos, ropa, medicamentos, alimentos, etc. Aprovechar esta amplia base de consumidores mayores puede ayudar a un comercio a aumentar sus ingresos. Además, hay cambios que benefician a las personas mayores que también, son buenos para todos los clientes.

Recomendaciones

Para garantizar una circulación libre, segura y autónoma de las personas mayores, es recomendable un acceso apropiado al local que cuente con rampas, puertas anchas (min. 80 cm). Es importante no colocar objetos que entorpezcan el paso, como macetas o paragüeros. Si las puertas son de apertura manual, hay que controlar el peso, para que se puedan abrir fácilmente. El color del picaporte debe contrastar con el de la puerta, para facilitar su visibilidad. Sería recomendable que el sistema de apertura de la puerta de acceso fuera automático, con puertas corredizas o abatibles, evaluando el tiempo de cerrado para evitar aprisionamientos o accidentes.

En el salón de ventas, se sugiere preparar algún espacio para la silla de ruedas, a fin de que no obstaculice la circulación dentro del local. Los pisos deben ser antideslizantes, es fundamental señalizar los desniveles y en lo posible no se recomienda colocar alfombras (si es imprescindible el uso de las mismas deben estar bien fijadas al piso).

La iluminación y el sonido adecuados son elementos fundamentales para una experiencia positiva del cliente adulto mayor, ya que la visión y audición son los sentidos más afectados por el envejecimiento. Se le debe dar prioridad a la iluminación natural, con una luz adecuada en las entradas, en los pasillos, en las zonas de acceso, en las escaleras y en los desniveles. Es recomendable que las superficies de pavimentos, paredes y techos sean colores mates, para evitar brillos provocados por el reflejo del flujo luminoso de las lámparas y provocar deslumbramiento a personas de visión reducida.

Hay que tener en cuenta que un escalón o desnivel constituye una barrera para el desplazamiento de una persona en silla de ruedas, con bastones o andadores. Si en el recorrido hay una escalera, debe existir un itinerario alternativo accesible, resuelto por medio de una rampa o un ascensor. Para que las escaleras sean cómodas y seguras deben contar con un descanso cada 9 escalones. Es conveniente que la escalera tenga sus laterales construidos a ambos lados, en caso de no ser así, hay que levantar un zócalo de protección de 12 cm de altura.

Hay que controlar el ruido manteniendo las puertas cerradas o instalando absorción de ruido en medidas, como paneles sonoros, para absorber el sonido dentro de un espacio. La prevalencia de determinadas enfermedades, predisponen a los adultos mayores a un uso más frecuente del baño. Por ello, es recomendable permitir su uso, que estén ubicados en la Planta Baja y bien señalizados. El probador tiene que ser un espacio simple, limpio y amplio, permitiendo su uso  para personas con inconvenientes motrices.

Hay que colocar los productos de uso más cotidiano en las estanterías más visibles, ya que un problema recurrente es que no se visualizan los de las estanterías más bajas. En los comercios grandes, es recomendable diferenciar los pasillos con letras grandes y colores contrastantes. En los bares, confiterías y restaurantes, es fundamental que las mesas y sillas sean cómodas, seguras y confortables.

En cuanto a la atención al cliente, hay que contar con personal capacitado en el trato hacia las personas mayores. Hay que hablar con claridad y de frente, con la cara bien iluminada para facilitar la lectura labial y repetir lo dicho en caso de que no se haya escuchado o entendido. Se tiene que priorizar la atención en las filas, o acercarles algún asiento en la espera. Hay que ser prudentes con el contacto físico y evitar tocar a las personas y a sus productos de apoyo (bastón, silla de ruedas) sin su consentimiento, ya que estos forman parte de su espacio personal. Hay que colocarse frente a la persona, nunca detrás ni en una posición que lo obligue a girar y situarse a cierta distancia para que no tenga que levantar la cabeza.

Las medidas de seguridad no solo sirven para ser utilizadas en caso de que suceda alguna emergencia, sino también para que el cliente esté consciente de estas y así se sienta seguro en todo momento. Es obligatorio que el comercio cuente con vías de escape señalizadas, botiquines médicos, extintores y personal de seguridad capacitado.

2 comentarios en «Espacios que integren a las personas mayores en los comercios»
  1. Desde el Gobierno se llenan la boca hablando de accesibilidad. Ni siquiera tienen las rampas para discapacitados en las esquinas en condiciones, las veredas en mucho lugares son angostas y están todas deterioradas, las paradas de colectivos están usurpadas por autos mal estacionados sin que hagan absolutamente nada, e incluso en algunas, el colectivo tiene que abrir la puerta del medio porque se encuentra obstruida por árboles, postes u otro impedimento.
    En vez de tantas fotos con anuncios de maquillaje, deberían trabajar más en silencio pero de verdad.

    1. Felicito al señor Ernesto Carrera por su comentario respecto a los adultos mayores. Es muy raro encontrar locales que tengan servicios sanitarios en planta baja, la mayoría se encuentran en una planta superior o en subsuelos y pensándolo un poco más, me parece que hay una norma respecto de ello. Hablando de puertas, se acuerda cuando fue al Banco Ciudad a cobrar la jubilación el peso de las puertas?, no fue fácil el acceso por ninguna entrada ni en los ascensores. Con respecto a las veredas, siempre están rotas o en reparación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.