Se acerca el comienzo de clases y muchas familias se ven con dificultades para comprar los materiales que los chicos necesitan para llevar a la escuela. Como todos los años, los voluntarios del “Comedor de Barrancas” están  juntando útiles escolares para repartir.

Se necesitan mochilas, delantales, cartucheras, cuadernos, carpetas, etiquetas, papel para forrar, repuestos de hojas Nº 3, Nº 5 y Nº 6, tijeras, lápices negros y de colores, lapiceras, gomas, fibras, cartuchos de tinta, crayones, papel glacé, sacapuntas, reglas, compás y plasticola.

Todos aquellos que deseen colaborar, pueden acercar su donación al Colegio Santa Ana, que está ubicado en Olazábal 1440 o los jueves de 20 a 22 horas al “Comedor de Barrancas de Belgrano” que funciona bajo el Gomero que está en la esquina de Zavalía y Juramento o comunicándose con Pato al teléfono 15-6172-3065. Se reciben donaciones hasta el 06 de marzo de 2020.

El Comedor de Barrancas de Belgrano no recibe subsidios del Estado, todo lo consiguen con el esfuerzo de voluntarios y de algunas instituciones que los acompañan. Funciona desde el año 2002, cuando un grupo de vecinos quisieron intentar dar una respuesta posible a la terrible crisis social que estalló. Además de servir una cena caliente, entregan ropa, pañales descartables a las madres con hijos pequeños, alimentos crudos para que se lleven a sus casas (los que la tienen), brindan ayuda para la tramitación de partidas de nacimiento y DNI, asesoramiento jurídico, apoyo escolar a chicos y adultos que no han podido aprender a leer y escribir, atención médica, muchas veces llevando o derivando al Hospital Pirovano y ayuda psicológica a las mujeres que son víctimas de violencia de género. También organizan festejos por el día del niño y por Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.