Dado que la inseguridad sigue siendo un tema de preocupación primordial, el pasado 20 de febrero por la tarde, un grupo de vecinos de Núñez y Saavedra  recorrieron el Centro de Monitoreo Urbano (CMU) que se encuentra en la intersección de las avenidas Jorge Newbery y Guzmán, considerado el más grande de América Latina. Desde allí se controlan las cámaras ubicadas en calles y subtes con el objetivo de prevenir delitos y permitir la intervención  rápida de las fuerzas policiales. En el lugar trabaja personal policial y civil con amplia experiencia en el monitoreo de video-vigilancia.

Las cámaras de videovigilancia funcionan con un Sistema de Reconocimiento Facial, una tecnología implementada para identificar los rostros de los delincuentes prófugos de la Justicia en menos de medio segundo. Esto es posible gracias a una base de datos otorgada por Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Co.Na.R.C), que dispone de imágenes de los delincuentes. Este sistema genera alertas de coincidencias únicamente con personas incluidas en la base de datos. Cada vez que se detectan, los operadores de los centros de monitoreo avisan a los agentes más cercanos para que intervengan.

El edificio cuenta con un videowall central con 48 pantallas de 55 pulgadas, puestos de operación equipados con un monitor curvo de 49 pulgadas, computadoras de última generación con capacidad para procesar imágenes a altísima calidad y visualizar en 4K.

Los vecinos que asistieron a la visita, solicitaron la reinstalación de la cámara de Guayra y Cabildo en la esquina de un boliche y pidieron que se pongan en funcionamiento las cámaras de los bajo a nivel en Núñez. Además dejaron una nota solicitando la instalación de cámaras para la zona de Saavedra.

Larreta y la seguridad

El pasado 01 de marzo de 2020, en la inauguración del XXIII Período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta en su discurso, se refirió al tema de la Seguridad diciendo lo siguiente:

“Los homicidios, que son el delito más grave de todos, bajaron un 28%. el robo de autos bajó un 49%; el robo ejecutado por motochorros, que es uno de los que más preocupan a los vecinos y uno de los que más trabajo cuesta enfrentar, bajó un 17%;  y los robos en general bajaron un 12%. Vamos a duplicar el tiempo de formación de los cadetes para que reciban el mejor entrenamiento. Y con los 2 mil cadetes que se van a egresar por año, vamos a alcanzar una cantidad de policías óptima para patrullar todos los barrios. También vamos a seguir sumando cámaras de seguridad y reconocimiento facial. Vamos a avanzar con la seguridad en el fútbol. Queremos seguir mejorando los operativos para lograr que el 100% de los partidos de primera y del ascenso que se disputan en Buenos Aires sean libres de violencia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.