En la Comuna 13 que comprende los barrios de Belgrano, Colegiales y Núñez, hay poca gente circulando por las calles. Pese al aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por la pandemia del Coronavirus se registraron algunos casos de personas que violaron la cuarentena.

Un vecino de Belgrano, nos envió una foto tomada el martes 24 de marzo en la esquina de Juramento y Amenábar, donde se observa a una familia de cartoneros sentados y comiendo. Comentó además que los patrulleros suelen pasar, pero no les dicen nada. Al respecto, podemos informar que “La Asamblea Popular por los Derechos de las Personas en Situación de Calle”, denunció incumplimientos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, respecto de las medidas para resguardar de la pandemia a los sin techo. Señalaron la falta de presencia del BAP (Buenos Aires Presente) ante los llamados realizados a la Línea Social 108 solicitando ayuda.

La comunidad “Adjut Israel” comunicó por Facebook que la “Mikve” (el espacio donde se realizan los baños de purificación), continuaría abierta con restricciones de horario, algo que no está permitido. Por tal motivo, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) perteneciente al Ministerio Público Fiscal (MPF), junto a la Policía de la Ciudad, realizaron un procedimiento en Av. Crámer y Blanco Encalada, y detuvieron a tres personas (entre ellos un rabino) por violación al artículo 239 del Código Penal, que castiga con prisión de quince días a un año a quien resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones. El artículo 5 del decreto 297/2020 establece que durante la vigencia del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” no podrán realizarse eventos culturales, recreativos, deportivos, religiosos, ni de ninguna otra índole que impliquen la concurrencia de personas. La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) emitió un comunicado en el que destaca y apoya la labor del Ministerio Público Fiscal y su Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) y afirma que seguirá estando a disposición para trabajar en conjunto para garantizar el cumplimiento de la ley y el cuidado de todos.

El pasado domingo 22 de marzo, el Departamento Táctico Motorizado de de la Policía de la Ciudad detuvo a un hombre de 63 años, en Av. del Libertador y General Paz (Núñez), notificándolo por la infracción a los decretos 260/20 y 287/20 que dan cuenta de la emergencia de la pandemia. Se le secuestró el auto en que se movilizaba.

También el 22/03, la Policía de la Ciudad demoró por 4 horas en la dependencia jurisdiccional, a un hombre de 37 años que había violado la cuarentena obligatoria al transitar por Forest y Álvarez Thomas (Colegiales) sin justificativo, a 20 cuadras de su domicilio.

En una torre del barrio de Belgrano, ante el cierre de los espacios comunes, los vecinos intentaron escaparse a la terraza para tomar sol. Improvisaron un sistema de turnos para no cruzarse, pero el personal de seguridad del edificio los intimó a volver a sus departamentos.

En un departamento de un edificio ubicado en Av. Balbín y Roosevelt, alrededor de 20 jóvenes armaron una fiesta en pleno aislamiento total. Según denunciaron los vecinos, se escuchaba música a todo volumen y tiraban fuegos artificiales. Personal de la Policía asistió al lugar, tocaron el timbre, pero como nadie atendió y el departamento era al contrafrente, se retiraron.

En un  edificio ubicado en Elcano al 2800, vecinos denunciaron que un piloto de avión, que regresó hace pocos días de Argelia, salió reiteradamente a pasear a su perro. Efectivos de la Policía de la Ciudad se apersonaron en el lugar y al dialogar con el hombre de 61 años, el mismo afirmó que la cuarentena la cumplió en el país africano sin haber tenido síntomas de Covid-19, aunque se mantenía a disposición si las autoridades le requerían extenderla aquí. Tras una consulta con la fiscalía correspondiente, los efectivos le solicitaron que cumpla dentro de su domicilio con la cuarentena obligatoria.

Una vecina denunció que por M. Ugarte y Amenábar hay mucha gente caminando, que se ven algunos dueños de perros que pasan mil veces y que hay encargados que les dan gran charla a los paseantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.