El balcón estaba ahí, pero pocos lo tenían en cuenta. Hoy se transformó en la salida al aire libre, en el contacto con el exterior, en el lugar para manifestarse y comunicarse, y los que no lo tienen, se lamentan por no haber elegido un departamento con balcón.

En esta cuarentena, queremos contar la historia de tres representantes de la “movida balcón” en la Comuna 13, uno en Belgrano, otro en Colegiales y el tercero en Núñez.
 
Joe Uriburu es un vecino de la zona de Barrancas de Belgrano, vive por 11 de Septiembre y La Pampa, que corre hace 3 años. Se le ocurrió crear en su departamento un circuito que incluye el balcón, el living y la cocina. Corrió una maratón de 21 km y otro día una de 42 km. En comunicación con la redacción del diario Mi Belgrano, Joe dijo: “Se me ocurrió hacer esto, como una medida para poder dar a entender el problema que estamos viviendo en el país y en el mundo entero y para concientizar a la gente de la importancia que tiene quedarse en casa. La reacción de mis vecinos fue muy buena, aplaudían, sacaban fotos, las subían a Instagram, la verdad que unos genios, y de paso aviso porque ya me preguntaron varios, que en el piso de abajo mío no vive nadie”. La carrera que la transmitió en vivo desde su cuenta de Instagram, también la hizo para motivar a otros a que lo imiten, corriendo sin salir de su casa.

El productor de radio Ezequiel Hara Duck, desde el primer día de la cuarentena, cuando comienzan los aplausos a las 21 horas, hace un show de lásers en su balcón de un departamento ubicado en la zona de Maure y Cabildo. Apunta a paredes de diferentes edificios y hace formas. También se comunica a través de lásers con otras personas a quienes no conoce. “Se vuelve un espectáculo para los vecinos que observan desde los balcones y muchos nenes quedan fascinados con las luces, porque se los escucha comentarlo”, nos contó Ezequiel.

Lucas Waizer vive en Núñez, por Av. del Libertador y Guayra, hace ya 5 años. Dos o tres veces por semana saca los parlantes y la consola al balcón, prepara la cabina y pasa música. Siempre trata de arrancar alrededor de las 19 horas. Entre hits actuales y otros éxitos no tan nuevos pero que siguen sonando, trata de animar a los vecinos y llevar buenas energías y obviamente termina con el himno nacional argentino. Desde los balcones, la gente sale con luces, linternas o hasta prende y apaga la luz. “Soy DJ pero como hobbie, no toco en ningún lado, solo en las previas con mis amigos o en mi casa”, dijo Lucas.

Podés escuchar la nota aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.