Caminando en forma virtual por el barrio de Belgrano, ya que no podemos salir por la cuarentena, nos encontramos con lugares que nos recuerdan algún día del mes de Abril de otro año.

Al pasar por Barrancas de Belgrano recordamos aquel abril del año 2008, cuando el humo cubrió su paisaje. La densa nube de humo se originó por la quema de unas 70.000 hectáreas de rastrojos en las islas del delta del Paraná. Los vientos hicieron su trabajo, extendiendo el humo por toda la ciudad de Buenos Aires.

Al pasar por Blanco Encalada, nos acordamos de aquel 02 de Abril del año 2013, cuando una intensa tormenta (cayeron 155 milímetros de lluvia en dos horas), que se registró durante la madrugada, provocó una gran inundación. Los autos que estaban estacionados fueron cubiertos por el agua que también ingresó en algunos comercios. Tres de los cuatro túneles (Ibera, M. Pedraza y Larralde) desbordaron, y en las zonas aledañas se cortó la luz. En Ciudad de la Paz y Crisólogo Larralde, los vecinos sacaban de sus casas, muebles y colchones mojados por la inundación. La estación Núñez del tren Mitre tenía acumulado un metro de agua. Avenida Del Libertador y Campo Salles, parecía una pileta. En Udaondo, desde Avenida Figueroa Alcorta hasta Libertador, todo era agua de cordón a cordón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.