Los habitantes del barrio del Belgrano están muy orgullosos de vivir en esta zona de la ciudad de Buenos Aires. Esto no es solo por las calles arboladas con hermosas casas y edificios, además de una gran cantidad de cafés, bares y restaurantes de todo tipo que le dan color y popularidad a la zona. En realidad, se sienten parte de una comunidad.

Su avenida principal, si hablamos de todo lo referido a lo comercial, es la Avenida Cabildo. Solía ser un paso obligado de los comerciantes en la época colonial, especialmente los que vendían y trasladaban material para la construcción hacia la zona central de la ciudad.

Es posible decir que en los comienzos del siglo XX, la zona que hoy llamamos Barrio de Belgrano comenzó a transformarse debido a la gran cantidad de personas que se mudaron allí, especialmente para encontrar tranquilidad y espacio para construir sus casas. El barrio siguió creciendo y cambiando, y hoy todavía continúa haciéndolo.

La gastronomía de Belgrano

Los habitantes de Belgrano disfrutan de tiempo libre de distintas formas, tal cual lo hacen los de los otros increíbles barrios de la ciudad capital. Desde recorrer sus plazas y ferias para hacer ejercicio o hacer compras, tomar un café o cerveza con amigos, quedarse en casa para jugar a los juegos online más populares (reproducirlos aquí), preparar un asado, y muchas otras actividades de ocio típicas de los porteños.

La gastronomía ocupa un lugar destacado en Belgrano y esto se ve a simple vista, no solo por la gran cantidad de locales gastronómicos que se encuentran en la zona, sino que dentro del mismo barrio hay varios “polos” gastronómicos.

Por ejemplo, podemos mencionar el llamado barrio Chino, muy cerca también se encuentra un nuevo polo gastronómico entre las calles, 11 de Septiembre, Blanco Encalada, Congreso y Montañeses. No podemos olvidarnos de la zona cercana a Barrancas del Belgrano que está rodeada de locales, entre los que se destacan las cafeterías.

Otro zona clave son las avenidas Luis María Campos y Federico Lacroze (incluidos sus alrededores) que alojan restaurantes y cafeterías de distintos estilos. También podemos mencionar el barrio llamado Las Cañitas, que aunque en mayor parte está ubicado en Palermo, limita con Belgrano y en algunas calles son un solo barrio.

Asimismo, el llamado polo Crámer comenzó a crecer en el año 2018 y además de mantenerse vivo sigue creciendo. Esta zona gastronómica se ubica muy cerca del límite con el barrio de Núñez por lo que los vecinos de ambos barrios ya no tienen que ir hasta la Avenida Cabildo para comer una pizza o tomarse una cerveza.

Las casonas de Belgrano

Aunque muchas hermosas casas de Belgrano ya no existen, otras permanecen de pie embelleciendo el barrio, muchas de ellas construidas en los más variados estilos europeos.

Un buen ejemplo de la variedad de estilos arquitectónicos que se encuentran en Belgrano es el pasaje Arribeños habitado por casas del estilo Tudor, gótico y colonial, entre otros. Sin embargo, la calle Gorostiaga, Maure, Olleros y la Avenida Melián con su arboleda imponente no se quedan a atrás.

Belgrano es uno de los barrios más hermosos de la ciudad de Buenos Aires. Naturalmente, cada uno de los barrios tiene su encanto, pero para los habitantes de Belgrano no hay como su lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.