El viernes 01 de mayo por la tarde, falleció Carlos Frías, de 88 años, convirtiéndose en la sexta víctima que residía en el geriátrico de Belgrano que fue evacuado el pasado 22 de abril tras presentarse 19 casos positivos de coronavirus, entre residentes y empleados. Los otros fallecidos fueron Angélica González, Ester Sujovolsky, Héctor Olivero, Isabel Lichsztain y Lidia Capra, cuyas edades oscilaban entre 80 y 94 años. Todavía quedan 21 adultos mayores de ese establecimiento internados en distintos centros sanitarios y 10 empleados administrativos, todos con Coronavirus.

El fiscal Maximiliano Vence que ordenó la evacuación de la clínica y dispuso un allanamiento para retirar los libros de ingreso y egreso, las historias clínicas y otros elementos de prueba, imputó por “abandono de persona seguido de muerte” y “propagación de una enfermedad” al propietario de la residencia geriátrica y a un médico.

¿Se podría haber evitado?

La Lic. Laura Brovedani, presidente de “Patrimonio de Belgrano”, emitió el siguiente comunicado:

El Órgano de Consulta del Distrito U28, constituido por vecinos de Belgrano R, luego de analizar el escandaloso Expediente: N° 2015-08516482-DGROC “Obras ejecutadas sin permiso reglamentario” en el inmueble sito en Zapiola 1641 Sótano, Planta Baja 1° y 2° Piso en el año 2016, solicitó la DEMOLICION y CLAUSURA  del inmueble sito en Zapiola 1641 esquina Av. de los Incas 3083 por estar en ejecución obras no reglamentarias y sin permiso y además por carecer de las correctas habilitaciones tanto para obra como para su uso “Geriátrico”.

Tanto el Dictamen del Órgano de Consulta del Distrito U28, como la existencia de otra documentación como por ejemplo, el propio Expediente antes mencionado (iniciado  por los propietarios y/o responsables  del geriátrico en el 2009 y que llegara para la consulta vecinal en el 2016)  deja expuesto que hay más de un responsable de la situación de Zapiola 1641. Que la responsabilidad no es solamente de un “un inspector” y que los mecanismos que tiene el Gobierno de la Ciudad para el manejo y administración de la Ciudad son confusos y poco claros.

Queda demostrado además que la acción vecinal y las ONG cumplimos una función fundamental para nuestra querida ciudad y sus vecinos. Sin embargo más de una vez no  hemos sido escuchados, hasta que se produce la tragedia.

Que conste que la acción vecinal del vecino de Belgrano R, de Belgrano en general y de la mayoría de las ONG  de la Comuna 13, se hace sólo por amor a la ciudad  y conlleva tiempo y esfuerzos de todo tipo, incluyendo los económicos.

INFORMAMOS que existen recursos de amparo iniciados e ingresados en la Justicia por vecinos y ONG´s de Belgrano. Algunos ingresados desde hace más de un año, en los que se denuncia obras no permitidas, actividades/usos  no permitidos y no habilitadas, falta de cumplimiento con el Código de Planeamiento Urbano, falta de cumplimiento de la Constitución Nacional y de la Ciudad. Estos expedientes, están a la espera de que se haga justicia o, quizás de una nueva tragedia.