El presidente del Centro Comerciantes de Belgrano, Osvaldo Distéfano, difundió el siguiente comunicado:

Languidecen día a día más de 600 locales del Centro Comercial de la Av. Cabildo después de 90 días de cierre ininterrumpidos, sin poder abrir sus puertas, ni vender uno solo de sus productos (prendas de vestir, zapatos, alfombras, frazadas, artículos de Bazar, etc).    

Son aquellos comerciantes que tienen sus negocios sobre la Av. Cabildo entre Virrey del Pino y Olazábal. Ocho cuadras de ambas veredas, incluidas en ese tramo cinco Galerías Comerciales, que al día de hoy siguen con los comercios completamente cerrados (exceptuando negocios esenciales como farmacias, bancos y rubros alimenticios).

En el medio de esta terrible situación financiera y psicológicamente insostenible deben seguir abonando sus altos alquileres mensuales, pagando los salarios y cargas sociales de sus empleados, los impuestos y todos los servicios (luz, gas, etc) y como si fuera poco, también seguir haciéndose cargo de los costos de su vida familiar.

Ya nadie duda que en este escenario absolutamente inédito, cada uno de estos comerciantes, está atravesando la etapa final de sus fuerzas por sostener su emprendimiento comercial, su capital de trabajo y el salario de sus empleados

Lo que se está viviendo en las principales avenidas de nuestra ciudad, verdaderos Centros Comerciales a Cielo Abierto con las cortinas bajas de casi todos sus negocios, no se vivió ni siquiera en el 2001/2002. La Av. Cabildo en estos 800 metros, su área más comercial, brinda actualmente una imagen desoladora, de profunda tristeza para todos los vecinos de Belgrano que contrasta significativamente con su habitual dinámica de su foco comercial, con sus marquesinas y vidrieras iluminadas aportando durante décadas a un singular y festivo paseo de compras que ha sido por décadas el orgullo de los belgranenses y se podría decir de todos los vecinos de nuestra ciudad en su conjunto.

Hoy la mayoría de los comerciantes de Cabildo se encuentran económicamente en una etapa terminal, a días o semanas de tomar la decisión de cerrar definitivamente su negocio, cargar con la pérdida de su capital de trabajo y con la carga adicional de tener que dejar a su personal sin sus empleos y sin sus salarios.

Esta compleja situación, prácticamente de ciencia ficción, de todos los comercios Pymes de las principales avenidas comerciales y en este caso de nuestra Av. Cabildo, uno de los Centros Comerciales a Cielo Abierto más característicos y prestigiosos de nuestra ciudad de Buenos Aires, está actualmente en terapia intensiva. Pequeños y medianos comerciantes viviendo esta experiencia angustiante y ya casi sin fuerzas y sin recursos para continuar en esta situación que jamás pensaron vivir.

La responsabilidad y la decisión está en manos de las autoridades del Gobierno de nuestra Ciudad, para terminar con este martirio y no ser los responsables del cierre definitivo de cientos de pequeños y medianos comercios de las principales avenidas y además dejar sin empleo y sin ingresos a miles de familias que desarrollan sus actividades alrededor de esta honorable actividad.

Hace 200 años el General Manuel Belgrano afirmaba “El Comercio es el alma de los pueblos”. La clase dirigente gobernante tiene la palabra.

Podés escribir tus comentarios en el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.