Ya han pasado 14 años desde aquél penoso 06 de julio de 2006.  Ese día alrededor de las 17 horas, Alfredo Marcenac (de tan solo 18 años) caminaba por la Avenida Cabildo entre José Hernández y La Pampa. De pronto, un hombre sacó un arma y disparó 13 veces contra las personas que pasaban caminando. Alfredo que fue alcanzado por tres balas que impactaron en su cráneo, tórax y abdomen, murió poco después en el hospital Pirovano. Otras 7 personas resultaron heridas.

Martín Ríos, el autor de los disparos, fue detenido ocho días más tarde en la localidad de Munro por la policía bonaerense y al ser requisado le encontraron la pistola con la que efectuó los disparos.

Ríos, más conocido como él “tirador serial de Belgrano”, fue declarado inimputable. La justicia entendió que es un enfermo mental incapaz de comprender la criminalidad de sus actos. Está recluido en el neuropsiquiátrico que funciona dentro del penal de Ezeiza.

En declaraciones a Telam, los padres de Alfredo dijeron: “Cada vez estamos más convencidos de que Ríos decidió hacer lo que hizo con plena conciencia y si vuelve a estar libre, puede volver a matar. Sigue siendo sumamente peligroso”.

Consultados sobre si no fue mejor que Ríos haya quedado de por vida en un neuropsiquiátrico y no con una pena de prisión con la que quizás ya le hubiesen dado una libertad condicional, los padres de Marcenac indicaron: “Nosotros pedimos una condena, no por una cuestión de verlo 30, 40 o 50 años en la cárcel, sino por la sanación que hubiese significado que el Estado diga que este asesino fue responsable del crimen de nuestro hijo”.

Otros ataques

Las pericias balísticas confirmaron que Ríos había protagonizado otros tres ataques a balazos, previos al crimen de Marcenac.

El 19 de junio de 2005 alrededor de las 18.30 horas, desde su bicicleta, efectuó al menos 12 disparos contra un colectivo de la línea 67 que pasaba por Vidal y Olazábal. El colectivo terminó chocando contra dos autos que estaban estacionados. Resultaron heridos el chofer, con un balazo en el tobillo izquierdo y un pasajero, con un disparo en la espalda.

El 02 de marzo de 2006 alrededor de las 17 horas, nuevamente desde su bicicleta, Ríos disparó contra la vidriera de un bar ubicado en la esquina de Av. Crámer y Juramento. En ese ataque resultó herida, con dos balazos, una joven de 17 años.

El 16 de junio de 2006, alrededor de las 23.45 horas, Ríos efectuó 16 disparos contra un tren del ex ferrocarril Mitre de la empresa TBA mientras pasaba por el puente aéreo ubicado en el cruce de Crámer y Elcano. Dañó dos vagones de la formación pero no hubo heridos.

Podés escribir tus comentarios en el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.