El próximo miércoles 29 de julio será la reapertura de uno de los rubros más castigados y golpeados por la cuarentena: las peluquerías. Tras cuatro meses sin actividad, podrán volver a levantar las persianas respetando los adecuados protocolos de higiene y seguridad para garantizar el cuidado tanto de los clientes como de los empleados.

¿Cuáles son los requisitos?

Debe haber un espacio de 15 metros cuadrados entre cliente y cliente. Cada profesional atenderá a una persona por vez. El cliente tendrá que lavarse las manos al ingresar y permanecerá con el barbijo durante todo el tiempo. Los envases deberán limpiarse y desinfectarse después de cada uso. Cada estilista tendrá su propio kit de trabajo (peines, tijeras, maquinitas etc). Solo se atenderán a aquellas personas que previamente hayan solicitado un turno. Si hay espera, el cliente tendrá que aguardar fuera de la peluquería.

Dentro de la Comuna 13, y sobre todo en Belgrano, hay una gran cantidad de peluquerías. Desde las históricas, con su ADN de barrio, hasta aquellas denominadas “barberías” que hoy están de moda. También hay grandes salones de belleza. Todos se preparan para reabrir sus puertas tras varios meses de inactividad. “Mi Belgrano” dialogó con referentes del rubro dentro de la Comuna para saber cómo han sobrellevado la etapa de cuarentena y cómo palpitan la tan ansiada reapertura.

En la barbería masculina que lleva cuatro años ubicada en el local 44 de la Galería Las Vegas, no dudaron en afirmar que están con muchas ganas de volver y que cumplirán con el protocolo al pie de la letra. Consultados por cómo llevaron la cuarentena, afirmaron: “los primeros 40 días bien, luego de eso se hizo insostenible y tuvimos que salir a cortar a domicilio para cubrir gastos”.

Desde la peluquería “Stilos”, ubicada en Migueletes 1908, contaron: “nos preparamos con absoluta y total responsabilidad, tomando en cuenta todo el protocolo para evitar inconvenientes de infección tanto con los clientes como para nosotros. Sobrellevar la cuarentena fue muy difícil sin percibir ingresos del local y teniendo que seguir pagando gastos (el 50% del alquiler, luz, expensas, etc). Tenemos la peluquería desde mediados del 2017”.

En la peluquería “Pura Gracía”, ubicada en Arcos 3155, dijeron: “Estamos preparándonos con todas las medidas de seguridad, según el protocolo que nos indican, para garantizar el cuidado y esperando la reapertura con la pasión de siempre por nuestra profesión. Los clientes tendrán a disposición un link para sacar turnos desde el celular. Durante la cuarentena armamos una tienda on-line y les mandamos a domicilio los productos del salón: kit de color personalizado y cuidados de higiene capilar. También acompañamos y asesoramos desde nuestras redes sociales durante este tiempo a nuestros clientes. En el barrio estamos desde hace 20 años y en el local actual hace cinco”.

En la peluquería “Spazio Por Voi”, ubicada en 3 de Febrero 2127, comentaron: “nos preparamos con mucho entusiasmo y, por sobre todo, con un estricto protocolo para cuidarnos y cuidar a nuestros clientes. Si bien vamos a percibir muchos menos ingresos que en condiciones normales porque debemos atender con turnos previos y dejando un intervalo de espacio grande dentro del establecimiento entre cliente y cliente.  Pero lo más importante es que podemos abrir nuevamente. Durante la cuarentena tuvimos que hacer mucho sacrificio. La pudimos llevar gracias a los ahorros que la peluquería tenía. Además, en nuestra tienda online anexamos productos escánciales para vender, más allá de los vinculados al rubro. También estuvimos asesorando a nuestros clientes y aprovechamos para hacer capacitaciones online e intercambiar experiencias con colegas. La peluquería lleva tres años”.

Pablo André que tiene su peluquería en Blanco Encalada 2475, nos relató: “durante el tiempo de cuarentena nuestro equipo de profesionales se dedicó a expandirse por las redes y mostrar tutoriales. Hace más de un mes que estamos atendiendo a nuestras clientas exclusivas a domicilio, siguiendo con tratamientos impostergables para la salud de la fibra y la imagen de cada una de ellas. Estamos esperando para comenzar con quienes tengan confianza en nuestras medidas de seguridad. Siempre realizamos tratamientos de coloración, alisados y aclarados con barbijos y guantes. Así que podemos decir que las medidas higiénicas siempre fueron consideradas. Desde hace más de 12 años tenemos la peluquería. Realizamos servicios a domicilio y tenemos una amplia experiencia”.

Norberto, que posee su peluquería en Av. Crámer 2509 hace 13 años, nos comentó que está tratando de instrumentar todas las medidas de seguridad para poder reabrir su local.

Desde la peluquería “Rolly”, ubicada en Freire 1597, contaron: “Estamos con mucha incertidumbre. Fueron cuatro meses sin trabajar, sin poder producir y con la caja en cero. Lo que es peor, con muchas deudas y teniendo que gastar en protocolos para empezar. Lo más triste es que va ser limitada la concurrencia en el salón. Tenemos la ventaja que contamos con ventanales y espacios grandes para poder garantizar la distancia que se necesita. Desde antes de la cuarentena ya veníamos los comerciantes con muchos problemas para mantenernos. Con impuestos y servicios muy caros. Desde 1983 tenemos la peluquería”.

En la “Barbería Club 22”, ubicada en Vuelta de Obligado 3612, dijeron: “Estamos con mucho entusiasmo y ganas de reabrir nuestras puertas. Tomando todos los protocolos necesarios para el cuidado de nuestros empleados y de los clientes. Queremos que la gente que venga se sienta segura y protegida. Tendremos todos los recaudos. Todo el staff usará barbijos y máscaras protectoras de acrílico que cubrirán la cara. Cada barbero tendrá su kit de trabajo. Tendremos la pistolita para tomarle la fiebre a cada cliente que ingrese. Además de alcohol en gel y al 70%. También mandamos a hacer unas mamparas divisorias. La cuarentena se hizo muy cuesta arriba, porque es muy difícil mantener un local cerrado por cuatro meses. La sobrellevamos entre todos. Los empleados cobraron sus sueldos. Se nos ha cruzado por la cabeza cerrar el negocio porque era muy difícil mantenerlo así, pero seguiremos abiertos. Hace dos años tenemos esta sucursal”.

De a poco la Comuna empieza a recuperar su vida normal, con su característico dinamismo y movimiento debido a ser una zona de muchísima importancia comercial, cultural, gastronómica, deportiva, artística y social. Las peluquerías son una parte importante de la oferta que presenta Belgrano, Núñez y Colegiales. Por eso es una gran noticia la reapertura de sus puertas. Principalmente porque muchos trabajadores pueden volver a su fuente laboral y expandirse profesionalmente en lo que más saben.

@DamianGiovino

Podés escribir tus comentarios en el siguiente formulario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.