Por iniciativa del Dr. Estanislao Zeballos, en el año 1900, se estableció el 29 de agosto como el “Día del Árbol” en la República Argentina con el objetivo de concientizar a la gente sobre la necesidad de plantar árboles y proteger las superficies arboladas.

Los árboles representan el hogar de varias especies de fauna local que interactúan entre sí, además cumplen funciones útiles como la de moderar los efectos de las lluvias extremas, absorber gases de efectivo invernadero y contaminantes, regular el clima de su entorno y contribuir a la purificación del aire.

La variedad de especies que hay es enorme. Las que son aptas para la ciudad son: Arce tridente, Fresno dorado, Crespón, Fotinia, Ciruelo de flor, Viscote, Pata de Buey, Anacahuita, Fresno americano, Ligustro disciplinado, Jacaranda, Liquidambar, Tulipanero, Cedro misionero, Arce dorado, Lapacho rosado, Plátano, Tilo, Ibira-pitá, Tipa, Falso castaño, Pezuña de vaca disciplinada, Castaño, Catalpa, Almez, Árbol de Judas, Ceibo de Jujuy, Parasol de la china, Árbol de oro, Palito dulce, Nogal criollo, Plátano Americano, Lapachillo, Algarrobo blanco, Roble de Eslavonia y el Lapacho amarillo

Algunos árboles de nuestra comuna

El alcanforero bicentenario de Cuba y Olazábal pertenece a la familia botánica de las Lauráceas. Es de gran porte, con copa globosa y densa. Tiene entre sus brillantes y coriáceas hojas verdes brillosas.

El ombú del Museo Larreta fue plantado en el jardín en el año 1926. El añoso ejemplar sufrió la caída de 3 ramas de gran tamaño durante el pasado mes de diciembre de 2018 en diferentes ocasiones, donde se produjeron inclusive algunas lesiones en el tronco. Según explicó Antonio Sturia, Jardinero Mayor del Museo Larreta, el clima excesivamente húmedo y las fuertes lluvias acaecidas generaron un ambiente propicio para el ataque de un hongo colonial. Especialistas en el tema coincidieron en que el Ombú padecía “Fusariosis”, un hongo endógeno que se encuentra en el interior de la planta, lo cual resulta difícil de detectar. Con carácter de urgencia y velando por la seguridad de los visitantes y el futuro sanitario de la planta, el 09 de enero de 2019 se le realizó una poda de rejuvenecimiento. Lamentablemente el ejemplar de ombú de pie hembra no pudo salvarse. La fusariorisis es un hongo que va comiendo al árbol lo ataca por distintas partes de adentro hacia afuera y en muchos de los casos como en éste, termina con la especie.

El Gomero de Barrancas es un árbol muy antiguo y señero en el barrio, aunque muchos no lo conocen.  Durante un tiempo prolongado muchos lo llamaban “El Ombú”, hasta el día de hoy algunos lo siguen llamando así. Pero la discusión durante un largo periodo fue entre los que decían que era una Magnolia y quienes sostenían que era un Gomero que es una de las variaciones del Ficus. Una señora fue al Jardín Botánico con una hoja del árbol para que los especialistas le dijeran de qué especie se trataba y efectivamente es un Gomero.

Podés escribir tus comentarios en el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.