Belgrano es uno de los barrios con más oferta gastronómica de la ciudad. Con prevalencia de confiterías y cafeterías, cuenta también con una importante cantidad de bares y restaurantes de diversos estilos y propuestas. Durante la cuarentena por la pandemia, el rubro gastronómico se vio fuertemente afectado. Si bien mantuvieron sus cocinas abiertas para delivery y entregas en mostrador, no llegaban a percibir ni un 30% de las ganancias promedio. Pero desde el 31 de agosto, dentro del proceso escalonado de flexibilización, pudieron sumar un importante recurso: colocar mesas al aire libre. Una gran noticia no solo para el rubro sino para los vecinos que agregan una nueva actividad de esparcimiento, tan habitual en la vida del barrio pre pandemia.

Por supuesto que este paso adelante en la “nueva normalidad” tiene requisitos claros a respetar: solo se pueden colocar mezas en veredas, patios o terrazas. Las dimensiones de las mesas en la vía pública no pueden superar 1,5 metro de diámetro, con 2 metros de distancia entre una y otra. Además, no puede haber más de cuatro personas en cada una de ellas y se debe hacer una reserva previa. El comensal tiene que estar con el barbijo puesto mientras no está comiendo ni bebiendo. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha tomado medidas para fomentar y facilitar el cumplimiento de estas normas, cerrando al tránsito vehicular en algunas calles, siendo solo peatonales y demarcando en el suelo la distancia en que debe ir cada mesa, por ejemplo. Aquellos locales que no contaban con el permiso habilitante para tener mesas en espacio público, lo tramitaron con facilidad. Está de más aclarar las normativas higiénicas impuestas como limpiar las vajillas y las mesas con alcohol luego de ser usadas.

En lo relacionado a restaurants, cafeterías y confiterías todo se desenvolvió desde un comienzo de buena manera. Los vecinos, con muchas ganas, salieron a almorzar, merendar o cenar, pese a las bajas temperaturas que aún persisten en esta época del año. El punto controversial, como cabía imaginar, estuvo en los bares nocturnos como las cervecerías. Allí hubo desmadre de jóvenes en cuanto a la cantidad de concurrencia y poco respeto por la distancia social.

De a poco la Comuna, y los vecinos, va recuperando cada vez más su vida habitual dentro de “la nueva normalidad”. Plazas y parques con niños jugando y mayores charlando, gente tomando un café o comiendo algo en locales gastronómicos y un paseo comercial en la Av. Cabildo que está cada vez más activo. Esperemos que con el aporte y el cuidado de todos, se encamine a una flexibilización paulatina en aumento para seguir disfrutando cada día un poco más de todos los enormes y variados atractivos que ofrecen Belgrano, Núñez y Colegiales.

Sergio Mur, presidente de la Sociedad de Fomento de Belgrano R, se expresó sobre lo referido al polo gastronómico de la zona: “En Belgrano R tenemos dos escenarios diametralmente opuestos. El polo gastronómico tradicional del barrio que se encuentra en Echeverría entre Conde y Zapiola, se adaptó perfecto a la normativa de las mesas al aire libre y hubo muy buenos resultados. Hubo una muy buena gestión de la Comuna 13, liderada por Florencia Scavino. Logramos que se haga peatonal la calle Conde y los locales pudieron poner mesas no solo en la vereda, sino también en la calle. Todo muy organizado y con presencia policial y agentes del Gobierno de la Ciudad para evitar desbordes. El segundo escenario, absolutamente opuesto, es lo que sucedió en el corredor Donado Holmberg con un público mucho más joven. Allí, que hay bares del estilo cervecería, se desbordó totalmente y fue un caos. Eso ya depende de la Comuna 12 y está trabajando para que no vuelva a suceder. Si no se reabrían los locales con precaución, tenían que cerrar definitivamente. Acá son todos pequeños empresarios que no pueden aguantar seis meses sin facturar y pagando sueldos a los empleados. Había que encontrar soluciones lógicas. La otra opción era esperar un año más en nuestras casas a que llegue la vacuna, de brazos cruzados sin hacer nada. Hay que buscar el punto intermedio y está bien que el Gobierno de la Ciudad al menos lo intente”.

@DamianGiovino

Podés escribir tus comentarios en el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.