La Comuna 13 ha contado durante varios años con un muy buen programa radial llamado “Aquí la 13”. Quique Martínez, vecino de Núñez, le ha puesto la voz y sobre todo el corazón. Durante los 60 minutos que duraba la emisión, se trataban temas referidos a los barrios de Belgrano, Núñez y Colegiales (su historia, coyuntura, problemáticas, lugares emblemáticos o de importancia, etc). Además de informar y contar, el conductor realizaba entrevistas de interés con protagonistas vinculados a la zona. Martínez ha decidido finalizar el programa que ha brindado un gran aporte a la cultura del pueblo de la Comuna 13. “Mi Belgrano” dialogó con él.

¿Cómo surgió la idea de hacer un programa radial sobre la Comuna 13?

-Yo no tengo historia como hombre de radio. Toda mi vida fui bancario, gerente del Banco Río y del Santander durante más de 30 años. Cuando me retiré de esa actividad, me propuse cumplir algunas asignaturas pendientes que tenía. Una era la radio, que desde muy joven la consumo. Hice un taller en Arinfo, la primera radio en transmitir por Internet en Argentina. Cuando terminé el curso, la misma radio me ofreció hacer un programa en el cual entrevistaba a empresarios que habían logrado hacer un nombre, posicionar una marca o un producto. Cuando las opciones de entrevistas se fueron agotando, me ofrecieron hacer un programa sobre la Comuna 13, ya que Arinfo estaba armando su grilla con programas de cada una de las comunas de la ciudad. Como yo vivía en Núñez, me ofrecieron el de la 13. Se llamó “Aquí la 13”. Lo pude hacer a mi manera. Allí contamos las historias de las calles de la comuna, quién era Olazábal o Amenábar, por ejemplo. Hablamos de la geografía y de diversos temas para que la gente pueda conocer más sobre la historia de los barrios que conforman la comuna. Además, hacíamos una entrevista por programa.

¿Cuánto tiempo estuvo en el aire “Aquí la 13”?

Lo realicé durante siete años. El programa se fue consolidando año trás año. Hicimos 287 emisiones.

¿Por qué decidiste culminar el programa?

-Una de las cosas que más me gustaban de la radio era, justamente, ir físicamente y disfrutar de los estudios. Siempre iba bastante tiempo antes, charlaba con la gente de allí, tomábamos un café. Entrar al estudio era como una ceremonia y nunca faltaba el abrazo con los que salían de hacer el programa anterior. Cuando cerraba la puerta del estudio, comenzaba mi mundo. Para mí era como estar dentro de una nave espacial en contacto con la tierra a través del micrófono. Me gustaba la adrenalina del momento en que se encendía el cartelito de “AIRE”. A raíz de la pandemia, en el mes de marzo, comencé a hacer el programa desde mi casa y no fue lo mismo el ámbito ni como salía la voz. En agosto comenzaron los problemas técnicos. Se cortaban las llamadas y empezó a ser incómodo hacer “Aquí la 13” en esas condiciones, no lo disfrutaba. Decidí terminar en los mejores términos, porque cuando uno hace algo para disfrutar y no lo disfruta, lo mejor es dejar de hacerlo. Haber realizado este programa fue una experiencia extraordinaria. Soy muy agradecido con todos los que tuvieron algo que ver, ya sea directa o indirectamente, con “Aquí la 13”.

¿Cuáles son las entrevistas que más recordás?

-Cada entrevista tiene un significado especial. Tuve el gusto de que nadie se haya negado cuando le pedía una entrevista. Siempre mi premisa a la hora de entrevistar era aprender de quién estaba hablando. Recuerdo como notas destacadas las del INCUCAI, la de Avelino Porto (rector de la Universidad de Belgrano), la de Adriana Costantini (empresaria de ropa), la de la Universidad Torcuato Di Tella. Cada nota tuvo su contenido e interés.

¿Volverá “Aquí la 13”?

Fue muy lindo ser el creador, el productor, el conductor, el gerente y el cadete del programa, así que baso mi respuesta en aquel famoso dicho: “NUNCA DIGAS NUNCA”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.