El jueves 5 de noviembre de 2020, se llevó a cabo una nueva reunión de “Comisarías Cercanas”. La misma tiene como premisa unir a los vecinos con las autoridades policiales de la Comuna en un encuentro directo entre las partes para así poder hablar sobre todos los temas que nuclean a la seguridad de Belgrano, Núñez y Colegiales. Un espacio en donde cada uno puede tener la palabra para exponer sus preocupaciones, inquietudes, pedidos y sugerencias. Como durante toda la pandemia, la jornada se realizó de forma virtual.

Las dos presencias más relevantes en el área comunal fueron las de Florencia Scavino, presidenta de la Comuna 13 y la de Eduardo Coria Cano, Comisario de la 13 A. También participaron los Subcomisarios Martín Balmaceda, Sebastián Luján y Gabriela Bandiera. En representación del Ministerio de Seguridad de la Ciudad estuvo Anibal Falivene, Subsecretario de Seguridad Comunal e Investigación Criminal.

Sobre el final de la reunión se sumó Marcelo D´Alessandro, Secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad. Estuvo acompañado por Elizabeth Caamaño, Subsecretaria de Convivencia y Orden Público, y Ana Molina, Superintendente de Investigaciones de la Policía de la Ciudad. Una vez hecha las presentaciones formales, los vecinos comenzaron a realizar sus consultas.

La primera fue Sandra quien comenzó con un mensaje de gratitud hacia los oficiales que desempeñan funciones en el Barrio Parque General Belgrano (conocido como Barrio River), ya que allí, sostiene, viven muchas personas mayores y ellos los contienen y están a su disposición. Luego sí llegó el turno de hacer un pedido: más iluminación en las calles Sourigues y Victorino de la Plaza. Aseguró que en la época de invierno no se ve nada y recordó que este pedido ya está hecho hace bastante tiempo.

La siguiente fue Lilian que se definió como una conocedora de la Comuna por recorrerla cada día y así tener una radiografía de lo que sucede. Marcó que durante la etapa de pandemia fueron muchas las personas en situación de calle que llegaron desde otros lados a pedir por la zona. Para ella, algunos lo hacen genuinamente y por necesidad, mientras otros se dedican a robar de forma organizada. Ella, contó, fue testigo de como menores de edad, armados con armas blancas, robaban en Juramento y O´Higgins. También vio en Echeverría y Cabildo a una persona violenta bajo los efectos del alcohol que arrebató y golpeó a un anciano. Resaltó que aún continúan los trapitos en Olazábal desde V. Obligado hasta Amenábar, más allá de que sea una actividad ilegal y prohibida. Dio su punto de vista sobre que los policías están “atados” ya que muchas veces parece que los ladrones tienen más derechos que ellos y no pueden actuar como corresponde. Anibal Falivene admitió que el tema de la gente en situación de calle o que viene de provincia a vender cosas o pedir, es de los más recurrentes que mencionan los vecinos en las reuniones. Así mismo, recordó que mientras esos individuos no estén cometiendo un acto ilícito o una contravención, la policía no puede interceder más que acercarse a dialogar para informarse sobre qué están haciendo.

Jésica es vecina de una de las plazas más problemáticas de la Comuna: la que se encuentra contigua al predio del Poli, en Moldes entre Manuela Pedraza y Tamborini. Contó que allí hay una pista de skate y asiduamente hay problemas de violencia, a tal punto que hace pocos días hubo un muerto producto de estas riñas. También por esas cuadras, marcó, es exponencial el crecimiento de gente en situación de calle durmiendo y otras que se juntan a tomar alcohol o hacer sus necesidades en la vía pública. Fue tajante al decir que con todas estas cuestiones, de noche ya no se puede transitar por esa zona. Se mostró muy preocupada por la seguridad ya que todos los días se entera de un nuevo suceso de violencia y robos. Señaló que en una esquina siempre hay un patrullero pero que está vació y no hay ningún policía en la calle. Relató una experiencia propia en la que hace un tiempo estaba su hijo jugando al básquet en la plaza y unos brabucones lo sacaron. Desde ahí, sentenció, nunca más lo llevó allí.

Patricia, vecina de Zapiola y Jorge Newbery, se mostró muy preocupada por individuos que se han instalado a vivir en la vía pública colocando hasta una carpa, en Zapiola entre Matienzo y Concepción Arenal. Algo que arrancó de a poco y que cada vez hay más gente obstaculizando la mitad de la vereda, generando temor para que los vecinos circulen por ahí y provocando un fuerte olor a orín. Ella misma caminando por ese sector fue intimidada.

Gustavo fue el siguiente en tomar la palabra y como casi todos los anteriores vecinos tocó el tema de la gente que viene de otras zonas a la Comuna, marcando que muchos son oportunistas que, por ejemplo, se meten en garages de edificios y roban bicicletas. También contó que solicitó al 147 una luz a contra frente en su cuadra (las calles tienen luces hacia la calzada y muchas, también, desde los mismos postes, tienen luces hacia la vereda) y se la negaron. Scavino le comentó que esa negativa se debe al tema presupuestario, el cual tiene organizado sus partidas de ante mano a plasmar durante el año, sumado además, a todos los daños económicos ocasionados por la pandemia, más la quita del porcentaje de coparticipación que Nación tomó de Ciudad. Falivene agregó que el criterio para otorgar esas luces a una cuadra determinada, es el nivel de inseguridad que tenga. Si una calle tiene varias denuncias de los vecinos al 911, es propensa a reforzar en material de seguridad con luces a contra frente, pero la Comuna 13 es una, sino la más segura de la ciudad y por eso no tiene prioridad en la colocación de dichas luminarias. 

Luego fue el turno de Elsa, quien hizo mención a la zona de Cabildo entre General Paz y Besares en relación a un tema que le genera alerta: la gran cantidad de gente deambulando por las calles. Comentó que hasta hace un tiempo eran familias que pedían colaboración y los vecinos se la daban, pero que eso fue mutando y el perfil de los individuos que hoy frecuentan esas cuadras es agresivo e intempestivo, además de estar alcoholizados. Ella misma vivió en carne propia amenazas por no darle algo a una persona cuando le pidió, y está al tanto de que también le ocurrió lo mismo a otros vecinos. Marcó que hay peleas entre esos sujetos por un tema de territorio. Señaló este panorama como inviable, afirmando que ya no se puede caminar por esa zona de Cabildo. Una de las autoridades le contestó diciendo que están al tanto y abocados a esa situación y que de hecho, en los días previos se había llevado adelante un operativo en la zona en donde sacaron a casi el 80% de esos individuos y que continuará hasta erradicar el otro 20 %. Una vecina, Marcela, intervino en la charla para ratificar que le consta que están realizando dicho operativo pero que esas personas a las que desalojaron de la vía pública, ahora se instalaron en otras cuadras. También resaltó que ve mucha más presencia policial, aunque la actitud agresiva de muchos que están en situación de calle, no merma.

Para el final de la charla se sumó Marcelo D´Alessandro. Lo primero que esgrimió fue el agradecimiento hacia los vecinos que se comprometen con la coyuntura de sus barrios, participando de estas charlas y exponiendo las problemáticas. Esto, sostuvo, es muy importante para las autoridades ya que las ayudan a estar más informadas y al corriente de cada cosa, y así poder ser más eficaz a la hora de gestionar. Luego comentó que previamente había mantenido una reunión con Diego Santilli y tocaron la situación que está ocurriendo en Cabildo y General Paz y calles siguientes, en donde, como marcaron varios vecinos, hay muchas personas en situación de calle deambulando. Atribuyó este conflicto a la compleja crisis económica y social que atraviesa el país y dio el dato de que son personas que vienen desde provincia. Fue contundente al decir que no van a permitir la apropiación del espacio público ni tampoco que los vecinos se sientan amedrentados en su propio barrio por estos sujetos, ya que la seguridad, sostuvo, es prioridad para el Gobierno de la Ciudad. Hizo especial distinción a las fuerzas policiales por el gran esfuerzo realizando durante la pandemia, durante la cual hubo muchísimos efectivos contagiados de Covid, lo que provocó una merma considerable de personal, pero que sin embargo redoblaron esfuerzos para que se sienta lo menos posible en las calles. Por último, incentivó a los vecinos a que llamen al 911 por cualquier situación que consideren necesaria informar.

La próxima reunión de comisarías cercanas se realizará el jueves 03 de diciembre de 2020, quienes quieran sumarse pueden anotarse haciendo un clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.