En comunicación con la redacción del diario Mi Belgrano, Florencia Scavino (presidenta de la Comuna 13) respondió las siguientes preguntas.

Hoy, más que nunca: ¿Es vital mantener contacto con los vecinos?

Es muy importante y necesario. Primero para mantener el canal de comunicación que siempre debe existir entre los vecinos y las autoridades para generar cercanía entre las partes. Luego, por la importancia que tiene hoy por hoy como canal de contención. En etapa de pandemia todos necesitamos más que nunca que nos escuchen y nos acompañen porque las cosas no están sencillas para nadie.

¿Hay merma de personal en la policía y en el área de higiene urbana?

Esos trabajadores esenciales del servicio policial y de higiene urbana han estado desde un comienzo muy expuestos al virus. Esto hizo que se vean reducidos los planteles, además del personal que tenía morbilidades anteriores y que son de riesgo por lo cual no pueden trabajar ya que hay que resguardarlos. En el personal policial la gran ola de contagios ya pasó y se empieza a regularizar la cantidad de efectivos habituales pre-pandemia. Igualmente hay aún un faltante que se nota. No solamente es el hecho que se contagie un efectivo, sino que se tienen que aislar aproximadamente a otros 14 que tuvieron contacto estrecho con él. Los planteles están empezando, de a poco, a recuperarse en cuanto a la cantidad. Los testeos fueron absolutamente eficientes porque logramos aislar a cualquiera que no sabía que estaba positivizando y así fuimos cercando la propagación del virus.

¿Cómo ves la vuelta del rubro gastronómico?

Para nosotros la vuelta del rubro significó un trabajo importantísimo. La Comuna que es el primer eslabón en el contacto con lo que ocurre aquí, estuvo ocupada desde un principio en la problemática de nuestro polo gastronómico y centros barriales. Porque son empleos, son gente que tiene que vivir, mantener una familia y para eso necesitan trabajar. Es nuestra obligación darles una mano y contenerlos a todos ellos que además, muchos también son vecinos. Se trabajó al respecto y funcionaron muy bien las gestiones para generar el uso del espacio público de modo que los comercios gastronómicos pudieran expandirse y retomar sus actividades; como fueron las demarcaciones, los cortes como el de Plaza Castelli, el de la calle Sucre y el de Juramento. Fueron apuestas fuertes de la Junta Comunal. Los vecinos lo disfrutan y aprenden a tener otra lectura de lo que es el espacio público. Toda esta iniciativa garantiza que se expanda nuevamente el trabajo de forma segura.

¿Crees que esta etapa, ayudó para fortalecer la autonomía de cada comuna?

Absolutamente. Demostramos lo eficiente que puede ser una Comuna a la hora de comprender más rápidamente y con más criterio al territorio y a sus habitantes. Nosotros estamos todo el tiempo dedicados al vecino a través del diálogo y la articulación para atender sus necesidades. Así es que proponemos políticas en base a nuestras lecturas en cuestiones de expansión del territorio, de economía. Todo en base a estar cerca del vecino. Es lo que se debe esperar de una Comuna, que sea la primera cara del Estado que ellos ven. La descentralización es fundamental y está planteada desde hace un tiempo. En esta etapa de pandemia se vieron los resultados propios que una Comuna puede generar.

¿Es importante el “Plan Detectar” en la Comuna?

Es de mucha importancia. Hicimos tres operativos “Detectar”. Dos por la zona del Hospital Pirovano, compartidos con la Comuna 12, y otro en la escuela Rodolfo Senet, en la Av. Crámer. Desde que comenzó el primer “Detectar”, con el camioncito donde se realizan los hisopados, nosotros utilizamos algo novedoso, el “test rápido” o “test de saliva”, el cual no es tan invasivo como el hisopado y da resultados excelentes. Con esto se configuran los recorridos de lo que se denomina “post Detectar” que es tan importante como el Detectar e implica un trabajo enorme de la Comuna, conjuntamente con los CeSAC. Consiste en llamar vecino por vecino que fue mencionado como contacto estrecho de algún caso positivo, para convencerlo de que vamos a pasar por su casa con los médicos para hacer el operativo y la logística necesaria. Fuimos rastreando territorialmente el virus para contener su propagación exponencial. Esto hizo que muchas personas que ni siquiera sabían que era positivos, se les ha detectado la positividad y se les ha pedido el aislamiento. Seguimos con el “post Detectar” en la calle Blanco Encalada 3487 de lunes a lunes. Además de ser base ahí para aquel vecino que se quiera presentar espontáneamente, también salimos a buscarlos.

¿Uno de los roles del Comunero es mostrar un perfil más “humano” de la política en el día a día?

Sí, descubrir el costado de la parte más humana, de la solidaridad. Tratamos, con la Junta Comunal, de que la brecha entre clase política y vecinos no exista. Debemos atender sus necesidades escuchándolos continuamente y atender cada sector en particular porque hay intereses y necesidades distintas. Tenemos que trabajar en muchísimas líneas de acción distintas. La cercanía con el vecino es una vocación de todos los días.

En diciembre cumplís un año en el cargo, ¿cuál es el balance que hacés de tu gestión?

El balance es más que positivo. Toda esta etapa reforzó los vínculos de grupo. Todos los trabajadores de la Comuna se pusieron a disposición desde el primer día, preservando a aquellos que eran personas de riesgo. Se ha trabajado un montón y lo seguimos haciendo cada día de nuestra existencia. Se descentralizaron un montón de trámites para que la Comuna tenga más potestades. Nos hemos acercado de distintas formas al vecino en lo vinculado a la pandemia y en el orden comunal. Sí hemos estado un poco retrasados en cuestiones de obras porque no contamos con los fondos suficientes ya que casi todos fueron derivados al área de Salud. Las plazas siguen estando en perfectas condiciones de mantenimiento. Hemos puesto mucho esfuerzo para seguir el día a día de la Comuna de cara a la necesidad y a todos los requerimientos de los vecinos. Avanzamos en un montón de cosas. Hoy contamos con el 100% de los espacios verdes de la Comuna a nuestro cargo. Fue un año duro, de mucho trabajo, pero con resultados positivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.