La calle VUELTA DE OBLIGADO ocupa el tramo comprendido entre Aguilar y Av. General Paz, por momentos interrumpido por recodos de la traza como es el caso entre José Hernández y Virrey del Pino y entre Virrey Loreto y Zabala. Su nombre fue designado en 1974 por Ordenanza municipal Nro. 29.906. Anteriormente (desde 1893) la calle se llamaba “Obligado” a secas (porque el propietario de los terrenos ribereños era Rafael Obligado), pero refería también a la batalla de la Vuelta de Obligado.

La relevancia del nombre refiere a un sitio geográfico sobre el río Paraná al norte de San Pedro (provincia de Buenos Aires), históricamente identificado con la gesta patriótica del 20 de noviembre de 1845, la segunda en importancia luego de nuestra guerra de la independencia según palabras del propio Gral. San Martín. Sólo por esta razón no debiera faltar en la memoria de los argentinos.

Más allá de la altura de San Pedro el río Paraná forma un pronunciado recodo que prolonga una curva en la tierra, cuya extremidad saliente se conoce como Punta o Vuelta de Obligado.  A esa altura el río tiene 700 metros de ancho y debido al recodo se dificulta la navegación a vela. Allí se libró la batalla que lleva su nombre cuando el 20 de noviembre de 1845 las fuerzas patriotas de la Confederación Argentina encabezadas por el Gral. Mansilla -probado veterano de la Independencia- combatieron sin descanso a las escuadras navales de las dos mayores potencias del mundo, Gran Bretaña y Francia, las que exigiendo la “libre navegación” de nuestros ríos interiores al favor especial de su comercio bloquearon todos los puertos y costas del litoral y decidieron forzar el paso del río Paraná pretendiendo llegar a la provincia de Corrientes. Ya desde 1838 la llamada “Comisión argentina de Montevideo” integrada por argentinos unitarios emigrados venía fomentando la intervención extranjera a la Confederación Argentina, que estaba representada en los asuntos exteriores por el gobernador de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas. Con esa intención el Dr. Florencio Varela había llevado a los gabinetes de Londres y Paris una Memoria donde dejaba ver la posibilidad de otorgarles concesiones económicas para inclinarlos a favor de sus ideas. El contexto era extremadamente delicado. La decisión de Rosas de defender la soberanía nacional a ultranza y resistir la intervención extranjera puso a la Confederación Argentina en una crítica situación económica, pero encendió el fervor patriótico de la república entera que lo acompañó. Tremenda responsabilidad la del Gral. Mansilla, encargado de la defensa militar. Con escasos recursos debía enfrentar a la flota extranjera, poderosa y moderna. Entonces se dispuso al combate con valor e ingenio: entre una batería (la “General Mansilla”) y un mogote aislado estaban apoyadas unas anclas, a las que se asían tres cadenas cuyos extremos sujetaban en el lado opuesto del río a un bergatín, cadenas que se corrían por sobre las proas, cubiertas y popas de 24 buques fondeados en línea. Mansilla se proponía mostrarles a los anglo-franceses que el pasaje del río no era libre y obligados a batirse si intentaban forzarlo, cosa que sucedió. Fue una lucha encarnizada y desigual. Los buques extranjeros lograron su victoria, pero se les dificultó avanzar tierra adentro por la resistencia que encontraban en la población.

La noticia de la batalla de la Vuelta de Obligado y el tesón con que los argentinos defendieron la integridad de su territorio trascendió las fronteras del resto de América y Europa, cosechando simpatías hacia la joven república. Es a raíz de este hecho que la prensa mundial comenzó a llamar a Rosas “el gran americano”, y el Gral. San Martín le legó en su testamento el sable con el que combatió en la guerra de la independencia. Luego corrió mucha agua debajo del puente…

El 20 de noviembre de 1935 se inauguró un monumento de piedra en una de las barrancas de Obligado, erigido a iniciativa de la Dirección de Museo de Luján, y el dato actual que en ocasión del Bicentenario se dictó el Dec. 1584/10 que declaró el día feriado nacional, y la posterior Ley 20.770 que lo declaró “Día de la Soberanía Nacional”.

Claudia Sandina (Email: claudia.sa@fibertel.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.