Este año se conmemoran los 250 años del nacimiento del General  Manuel Belgrano y 200 años de su muerte. Manuel Belgrano fue una de aquellas figuras imprescindibles de la historia argentina. Abogado, comerciante, preocupado por la educación popular, que participó en la lucha emancipadora y enarboló por primera vez el pabellón nacional. Muchas ciudades, villas y calles en todo el territorio nacional llevan su nombre como así también nuestro querido barrio de Belgrano que este 23 de noviembre cumple 165 años de vida.

Pero, ¿Quién decidió poner el nombre del prócer al pueblo?

La noticia de la muerte de Manuel Belgrano, ocurrida en Buenos Aires el 20 de junio de 1820, casi no fue conocida por los porteños, perturbados y confundidos en el Día de los Tres Gobernadores como se llamo históricamente a esa jornada en la que ejercieron el mando de la ciudad y de la provincia  de Buenos Aires, Ramos Mejía, el Cabildo y Soler.

Transcurrido un año se rindieron diversos homenajes y se decidió realizar una colecta para fundar un nuevo pueblo a su memoria como así también se distinga una calle de la ciudad de Buenos Aires con el nombre del prócer. 

Si bien la colecta para sufragar los gastos se realizó, no se sabe que sucedió con el proyecto porque se frustró y quedó incumplido hasta 1855 en que el Ministro de Gobierno del Estado de Buenos Aires, Don Valentín Alsina, fundó un pueblo y resolvió llamarlo Belgrano dando cumplimiento a lo resuelto en 1821.

El pueblo de Belgrano estuvo muy ligado a la historia argentina ya que en 1880 fue capital de la Nación y sede de las autoridades nacionales, dos años más tarde fue elevado a la categoría de ciudad  hasta  que  finalmente en 1887  se convirtió en un emblemático barrio porteño.

¿Qué monumentos en el barrio recuerdan al prócer?

El 29 de mayo de 1899 fue inaugurado el primer monumento dedicado al prócer en la intersección de  las calles 11 de septiembre y Echeverría. La escultura fue realizada por el artista argentino Luis Fontana y donada a la Municipalidad por el vecino Antonio Santa María cuya casa estaba ubicada a pocos metros del lugar. El monumento realizado en mármol blanco, muestra al prócer con casaca militar y charreteras. El mismo se apoya en una columna cilíndrica, también de mármol, asentada sobre la base de granito con relieves decorativos al pie y una bandera realizada en bronce. El monumento, al que con los años se le fueron agregando varias placas de homenaje, está rodeado por dieciséis columnas de hierro unidas entre sí por cadenas de eslabones del mismo metal.

En 1961 se inauguró en el centro de la plaza General Manuel Belgrano, con frente a la calle Juramento, la estatua del prócer, realizada  por el escultor argentino Héctor Rocha. La base de la misma es de granito rojo dragón lustrado y encima descansa la figura del prócer realizada en bronce de tamaño natural. Completa la obra cuatro relieves, dos en el frente y dos en el contrafrente también en bronce que son alegorías cuyos títulos encierran un fuerte simbolismo y en la ofrenda se puede leer “Al General Manuel Belgrano 1770-1820, héroe y prohombre de la independencia argentina”. Con la inauguración de este monumento  cuya piedra fundamental se había colocado el 21 de mayo de 1910 un viejo anhelo del vecindario se convirtió en realidad.

Prof. Silvia Vardé
Junta de Estudios Históricos de Belgrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.