Radio Belgrano fue durante décadas un símbolo de la Ciudad de Buenos Aires, aunque hay que aclarar que esta radio no está directamente relacionada con nuestro barrio. El origen de la que fue la primera emisora del país en emitir en cadena se encuentra en el número 472 de la avenida Boyacá.

En 1924, tan solo cuatro años después de que la Argentina fuese pionera en el mundo de la radiocomunicación, Ernesto López Barrios, Raúl Varando y Manuel Penella empezaron a emitir en la que llamaron LOY Sociedad Radio Nacional-Estación Flores. El italiano Guillermo Marconi está considerado como el padre de la radiofonía, gracias al invento que empezó a desarrollar en 1894, sin embargo, no fue hasta 1920, en Michigan (EE. UU.) que se produjo la primera emisión comercial. En ese mismo año, el 27 de agosto de 1920, desde la azotea del Teatro Coliseo de la CABA, la Sociedad Radio Argentina se convierte en la primera emisora del mundo en retransmitir de manera regular.

Al poco de haberse fundado la Radio Nacional, conocida por entonces como LR3 -al ser la tercera del país-, es adquirida por Jaime Yankelevich. Este empresario nacido en Bulgaria es una figura clave en el desarrollo de los medios de comunicación en Argentina. En primer lugar, fue el primero en introducir los contratos artísticos en la radio, de manera que se hizo con los servicios de diversos artistas que tenían que trabajar en exclusiva con la emisora. Estas contrataciones hicieron que Radio Nacional fuera tremendamente popular en los años 30, cuando la radio sufrió un auténtico ‘boom’ en nuestro país. En 1927, con 150.000 unidades, Argentina era el país de Sudamérica con el mayor número de aparatos receptores; para 1929, la cifra había alcanzado el medio millón.

Fue una de las incorporaciones a la radio, Monseñor Dionisio Napal, quien rebautizó la emisora como Radio Belgrano, al ser trasladada al Edificio del Ministerio de Obras Públicas, en la avenida 9 de julio con avenida Belgrano. Desde allí, Yankelevich desarrolló otro de sus golpes maestros: la publicidad.

Del mismo modo que hizo la compañía de jabón Bao en Uruguay, el emblemático Jabón Federal aprovechó el poder de la radio para promocionar sus productos. La asociación entre Jabón Federal y Radio Belgrano resultó ser muy exitosa. La fábrica de jabón del partido de La Matanza fue pionera en lanzar potentes acciones publicitarias. Se patrocinaron diversos espacios de radio, como “La gran pensión del Campeonato”, que se emitía todos los domingos, o los jueves de “Noches de Gala de la Federal”, uno de los programas más importantes de la historia de la radio argentina.

La colaboración se alargó durante años, y otro de los programas más populares de Radio Belgrano fue el que patrocinó un nuevo jabón, Manuelita (en honor a Manuelita de Rosas), y que se llamó “Casino de la alegría”. Pese al nombre, poco tenía que ver con el casino para jugar, sino que era un programa cómico que contó con actores de la talla de Alberto Olmedo ‘El Negro’, Nelly Láinez o Héctor Rivera, que interpretaba al Pajarito Peña. Un nombre que contrasta por completo con el infame “Casino de oficiales”, hoy convertido en el Museo Sitio de Memoria en el barrio de Núñez.

Durante un par de décadas, Radio Belgrano fue un referente que seguían miles de argentinos. En los años 80, su papel en la sociedad cambia bastante. Lejos queda el glamour y entretenimiento de los seriales y comedias; la emisora toma una posición crítica y progresista que le valió el sobrenombre de “Radio Belgrado” por parte de aquellos que no estaban de acuerdo con ese nuevo enfoque.

Radio Belgrano fue la primera cadena de broadcasting de Argentina al incorporar diversas estaciones que emitían tanto en onda larga como corta. Pero la labor de Yankelevich fue todavía mayor.

Argentina fue pionera en el mundo de las ondas radiofónicas, pero no estuvo tan al día en cuanto a emisiones televisivas. Sin embargo, Jaime Yankelevich se encargó de cambiar esa situación y traer los materiales de Estados Unidos necesarios para hacer realidad el sueño de su hijo. Así, el 17 de octubre de 1951 se produjo la primera retransmisión de televisión del país. El empresario falleció poco después, pero le tomó el relevo su hijo Samuel.

LR3 Radio Belgrano fue el germen de Radio Belgrano TV, que con el tiempo se desvincularía de la radio y pasaría a llamarse Canal 7. Con el cambio de siglo, la emisora fue cambiando de dueños y de nombre, hasta que, en 2019, el que fuera su dial tradicional, AM 950, pasó a ser propiedad de la CNN, dando lugar a CNN Radio Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.