El Pasaje Golfarini se extiende entre las calles Blanco Encalada y Olazábal, enfrente del viaducto del tren Mitre. Según cuentan los vecinos de la zona, hace unas semanas estuvo la calle ocupada por alrededor de 20 cartoneros. No se podía caminar por ninguna de las dos veredas. Tampoco era posible estacionar vehículos normalmente. Las calles estaban ocupadas por apilamientos de altos volúmenes de basura y suciedad. Por las noches se escuchaban ruidos molestos y se veían personas tomando alcohol y prendiendo fuego. Además se metían recurrentemente al terreno del viaducto (por Blanco Encalada) para guardar efectos personales y dormir.

Tras los llamados efectuados por los vecinos al 108, Personal de Asistencia Social del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires asistió al lugar y durante una semana no hubo nadie en la cuadra, pero aparentemente volvieron a instalarse allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.