Según informaron fuentes del Gobierno de la Ciudad, en los controles que se efectuaron en la madrugada del Año Nuevo en calles y avenidas porteñas, 35 personas registraron un porcentaje mayor al permitido de alcohol en sangre (el 1,2% de los controlados), lo que constituye un leve descenso respecto al 2020 y una baja más pronunciada si se lo compara con los festejos navideños. La estadística marca que el 20 % de los siniestros de tránsito fatales que se producen en la ciudad de Buenos Aires, involucran el consumo de alcohol. El gobierno porteño sumó 10 puestos de control en diferentes lugares estratégicos durante estas fiestas.

Durante toda la jornada del 01 de Enero de 2021 se estuvieron realizando controles en Av. Del Libertador y Gral. Paz en el barrio de Núñez. El operativo es sencillo, se paran a todos los vehículos, se les pide la documentación correspondiente y se les hace un control con un aparato que detecta alcohol en el aliento de la persona. En el caso que lo haya detectado se hace el alcoholímetro de siempre para saber si la persona tiene alcohol en sangre o no. Si da positivo la persona es separada del vehículo que luego será llevado a la playa de acarreo. Además se procede a retener la licencia de conducir y se le realiza al conductor un acta de infracción. Estos operativos funcionan desde el mes de noviembre con protocolos especiales aprobados por el Ministerio de Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.