Los autos  abandonados ocupan espacios que podrían ser utilizados por otros automovilistas, en un barrio donde escasean los lugares para estacionar.

El lunes 18 de enero de 2021 un inspector de la Comuna 13 pasó a revisar un auto estacionado en Vidal al 2400, entre Blanco Encalada y Monroe. Se le pegó un sticker en el que se le solicita al propietario su remoción en un plazo de 10 días. Pasados los 10 días, se envía una carta documento al titular, en la que se lo intima a cumplir con el retiro en un plazo de 15 días. Si continúan los signos de abandono, se levanta de la vía pública para su compactación. Los autos compactados se venden como chatarra y los fondos obtenidos se destinan al Hospital de Pediatría Garrahan.

Un vecino en comunicación con la redacción de Mi Belgrano se quejó por esta situación: “Entre que alguien hace la denuncia, pasa el inspector y se intima al dueño a retirar el automóvil, pueden pasar dos meses teniendo el auto estacionado en una calle. Es una vergüenza, tendrían que implementar un sistema más rápido”.

Cabe recordar a los vecinos que si ven un vehículo que presenta signos claros de abandono, deterioro o imposibilidad de circular por sus propios medios, pueden solicitar su remoción a través de la APP BA 147 o desde la Web del BA 147. La solicitud debe ser acompañada con fotos que den cuenta del estado de abandono, su ubicación en la calle y sí el vehículo tiene patente, una foto de la chapa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.