En el marco de la actualización del Plan Urbano Ambiental (PUA), el pasado 17 de diciembre de 2020 se llevó a cabo una nueva reunión virtual entre los vecinos de la Comuna 13 (que comprenden los barrios de Belgrano, Colegiales y Núñez) y los responsables de encabezar y llevar adelante este proyecto.

Karen Lozzia, Consejera del PUA, hizo un resumen de todo lo recabado en base al aporte de los vecinos en materia informativa sobre la Comuna en los anteriores encuentros, agradeciéndoles su compromiso y participación. Continuó Manuela Lemos, de la Dirección General de Antropología Urbana que comenzó con la exposición del relevamiento en términos generales. Por ejemplo, resaltó que la Comuna en promedio y en relación con las otras, tiene un menor porcentaje de habitantes jóvenes (menores a 30 años) y un mayor porcentaje de vecinos mayores. Los locales comerciales son el tercer uso más importante. Hay preponderancia de establecimientos educativos, siendo más los privados que los públicos. El 64% de la Comuna cuenta con cobertura de espacios verdes públicos, mientras que el espacio verde por habitante es inferior al promedio de la ciudad de Buenos Aires. Los espacios públicos de mayor tamaño se ubican en el norte. El 48,6% de la cobertura vegetal de espacios verdes es de acceso libre. Lemos contó los resultados de las encuestas realizadas con los vecinos, afirmando que de los 21 indicadores que se preguntaron para que califiquen, 19 están por encima del promedio del resto de la ciudad; es decir: más valorados por los habitantes de la Comuna 13. Estética y Gastronomía son los tópicos que mayor diferencia, en cuanto a su positividad, tuvieron con el resto de las Comunas. Comercio y Trasporte Público fueron otros puntos muy valorados. La arista de Empleo, fue la peor calificada por los vecinos, pero así y todo supera al promedio general del resto de la ciudad.

Prosiguió con la charla Guadalupe, de Participación Urbana, quien expuso las fortalezas y debilidades de la Comuna. En la rama de las fortalezas aparecen el Metrobus, las zonas residenciales, la variedad de comercios y propuestas gastronómicas, el Mercado de Pulgas, el alto nivel de compromiso y responsabilidad vecinal. En cuanto a las debilidades se encuentran la indiscriminada construcción en altura (edificios) que van en detrimento de los espacios públicos y verdes.  La falta de protección del patrimonio arquitectónico. El CEAMSE que genera gran impacto ambiental. La falta de más espacios verdes. La falta de hospitales y lugares de atención médica. La necesidad de educación vial para ciclistas. El peligro de tomas ilegales de los terrenos deshabitados bajo los viaductos del tren Mitre, proponiendo los vecinos que se utilicen para espacios comerciales, estacionamientos, juegos para chicos o espacios verdes. La falta de estacionamiento. Dejar espacio en las veredas para nuevas plantaciones de árboles. El mejoramiento del vínculo con el río en cuanto a su accesibilidad. Más coordinación con las comunas 12 y 14.

Nuevamente tomó la palabra Manuela Lemos para proseguir con la alocución, apoyándose en gráficos y mapas didácticos. Contó que, de las anteriores reuniones, sacaron como conclusión que los vecinos ven como sitio destacado de la Comuna al río, aunque tiene poca accesibilidad. Por el contrario, ven como foco conflictivo a las inmediaciones de Libertador debido al avance de la construcción de edificios en altura, quitando cada vez más casas bajas lo que genera una pérdida del patrimonio arquitectónico de la Comuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.