Barrancas de Belgrano y la estación Belgrano C (central) desde sus albores supieron concentrar la mayor actividad comercial de la zona, convirtiéndose en uno de los centros neurálgicos del barrio. La estación del Ferrocarril y la cantidad de líneas de colectivos que transitan por Av. Virrey Vértiz y Av. Juramento la supieron configurar como centro de trasbordo y distribución de pasajeros que confluyen allí para luego continuar viaje hacia otros puntos de la ciudad o provincia. A su vez el constante y pujante crecimiento comercial del Barrio Chino y sus alrededores, como así también la cantidad de negocios sobre la Av. Juramento desde Virrey Vértiz hasta el antiguo Mercado de Belgrano entre Ciudad de la Paz y Amenábar, potencia y fomenta el tránsito peatonal y vehicular. Hoy en día son 14 las líneas de colectivos que confluyen en Belgrano C.

Sin duda alguna, estamos en presencia de una de las zonas más concurridas de la Comuna 13. Esto le otorga cierto prestigio e identidad al barrio, pero a su vez la otra cara de la moneda se traduce en un alto grado de contaminación sonora, atmosférica, visual y de caos vehicular. En atención a esto último, vecinos agrupados en @VecinosComuna13 acercaron al Consejo Consultivo Comunal su preocupación creciente y alarmante sobre la falta de respeto a las normas de tránsito, específicamente en relación a los excesos de velocidad permitida y cruce de semáforos en rojo por parte de algunos choferes de las líneas 29, 60, 63, 65, 80 y 114 que tienen recorrido sobre la Av. Juramento en el tramo que va desde Av. Cabildo hacia Virrey Vértiz. Más precisamente después de cruzar la calle Cuba, estos suelen tomar una velocidad mayor que la permitida (60 km/h para las avenidas) e ir como se dice popularmente “cortando semáforos” o mismo cruzándolos en rojo para llegar a toda marcha al cruce de Av. Juramento y Tres de Febrero/Zabala. Esta intersección tiene una gran afluencia de transeúntes, entre los que destacamos a personas de edad avanzada, personas de movilidad reducida, niños, mascotas y ciclistas (allí está la ciclovía) que en la mayoría de los casos concurren a las Barrancas a realizar actividades recreativas o de esparcimiento. Es una postal repetida ver a los peatones que teniendo semáforo habilitante deben apurar el paso o incluso correr para evitar ser embestidos por uno de estos vehículos; como así también escuchar fuertes frenadas sobre el pavimento. Ante esta alarmante situación y a fin de evitar que ocurran accidentes y tragedias evitables es que el Consejo Consultivo Comunal exigió con firmeza a la Junta Comunal que arbitre las medidas necesarias con la Dirección de Tránsito de la Ciudad a fin de incrementar los controles en las intersecciones mencionadas como así también la alternativa de considerar la futura instalación de un lomo de burro si esta situación no logra revertirse en el corto plazo.

A su vez los integrantes de @VecinosComuna13 presentaron notas a las empresas transportistas a fin de ponerlas en conocimiento fehaciente de los acontecimientos. Destacamos la rápida respuesta del Consejo Consultivo Comunal que no solo escuchó y atendió los reclamos de los vecinos de Belgrano, sino que transformó los mismos en acción para poder llevar tranquilidad a los vecinos y a todos los que quieran recorrer y disfrutar las calles y espacios de nuestro hermoso barrio.

Marina Tallarico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.