Los recuperadores urbanos cumplen un papel muy importante en la conservación del ambiente. Son el eslabón fundamental del sistema de reciclaje. Con la idea de visibilizar la importancia de su labor diaria, el 10 de mayo se conmemora el día del recuperador urbano.

En el año 2002, se inició un programa en la ciudad de Buenos Aires que contempló la integración de los recuperadores urbanos al circuito formal de trabajo, con el objetivo de mejorar su calidad de vida. Dicha formalización tuvo varias características entre las que se destacan la incorporación de las herramientas de trabajo necesarias, uniformes y la adecuación de la metodología de sus tareas que pasaron de hacerse en la vía pública a realizarse en los Centros Verdes (16 espacios de trabajo donde se clasifica el material de forma eficiente gracias a las maquinarias dispuestas). Además, se les garantizó el acceso al sistema de salud por medio de una obra social y también se les brindó asistencia a través de dos guarderías para aquellos asociados que tienen menores a cargo. 

Actualmente la Ciudad de Buenos Aires cuenta con un modelo de gestión social de residuos secos, compuesto por 12 cooperativas y 6.500 trabajadores entre recuperadores urbanos, promotoras y operarios de logística y de centros verdes.  Las cooperativas reciben los materiales reciclables ya sea a través de los recuperadores urbanos, contenedores verdes, campanas verdes y puntos verdes.

Cinco de las doce cooperativas cuentan con un equipo de promoción ambiental integrado por 72 mujeres que solían desempeñarse como recuperadoras urbanas, y hoy se desempeñan como generadoras de cambio. Sus tareas consisten en dictar charlas y talleres de sensibilización sobre residuos y generan el vínculo entre el recuperador y el vecino, además de explicar cómo separar los residuos y cómo trabajan las cooperativas de recuperadores urbanos.

Recientemente, el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño impulsó el plan BA Recicla que tiene como objetivo fortalecer la gestión social del sistema junto a las cooperativas de recuperadores urbanos, además de mejorar la infraestructura de disposición, recolección y tratamiento de los residuos. A partir de la puesta en marcha de este plana, se reorganizó el mapa de recorrido de los recuperadores optimizando su distribución territorial.  Para eso se establecieron dos categorías:

1) Pequeños generadores: edificios sin encargado, comercios de cercanía, vecinos de casas bajas. Este grupo debe llevar sus reciclables al contenedor verde, campana verde o punto verde más cercano. 

2) Grandes generadores: grandes comercios y edificios con encargado (Macrogeneradores). Con este grupo se realiza la recolección puerta a puerta, con el despliegue de los recuperadores urbanos de las cooperativas.

Todo el material reciclable que se recolecta por los diferentes medios de captación es destinado a los 16 Centros Verdes. Allí se los clasifica por tipo y condición, se los pesa, enfarda y se los prepara para su venta y reinserción dentro del circuito productivo como materia prima.

SI TODAVÍA NO LEÍSTE EL DIARIO MI BELGRANO DE MAYO CON INFORMACIÓN DE LOS BARRIOS DE BELGRANO, COLEGIALES Y NÚÑEZ, PODÉS LEERLO EN FORMA GRATUITA HACIENDO UN CLIC AQUÍ

Por admin

Un comentario en «Día del recuperador urbano»
  1. Muy buena y merecida nota a los recicladores urbanos. Nos falta a quienes vivimos en edificios, el tratamiento de limpieza para la entrega como se indica en la folletín que acompañaba la boleta de ABL .Faltan campañas educativas masivas para mejor y mayor incorporación de nuestros hábitos al interior de los hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.