No cabe duda de que Argentina ha dotado al mundo del fútbol de alguno de los mejores jugadores de la historia del mundo, pero también algunos de los entrenadores más destacados han salido del país sudamericano.

En este apartado es necesario hablar de Carlos Biachi, el entrenador más laureado del fútbol argentino, en toda la historia. “El virrey” como se le conoce, está actualmente retirado, pero su carrera como entrenador es una de las más exitosas de la historia del fútbol. Comenzó como jugador y fue un goleador prolífico, logrando a lo largo de su trayectoria un total de 385 goles, tan solo detrás de Messi es el futbolista argentino que más goles ha logrado en torneos de primera división. 

Pero fue como entrenador donde se ha convertido en una leyenda, especialmente en Vélez Sarsfield y en Boca Juniors. Es el entrenador que más veces ha ganado la Copa Libertadores con un total de cuatro, y el que más campeonatos argentinos ha ganado con siete, por no hablar de que además hay que sumar tres Copas Intercontinentales. Hasta tal punto ha llegado su influencia en el mundo del fútbol que es la única persona que posee dos estatuas en distintos clubes, algo totalmente inédito. 

Bianchi debutó como entrenador en 1985 en el Stade de Reims. Allí permaneció tres temporadas en las cuales logró alcanzar las semifinales de Copa en dos ocasiones, de allí pasó a emerger como director deportivo del Paris FC durante dos años y volvió a Argentina. 

Si utilizas el código promo Solverde podrás descubrir todos los detalles de la gran carrera de Carlos Bianchi y de otros grandes entrenadores del fútbol argentino. 

En aquel torneo de clausura de 1993 Bianchi logró construir un equipo mezclando talentos como José Basualdo y José Luis Chilavert con talentos juveniles que lo llevaron a conquistar el título tras 25 años de sequía. 

Para el siguiente torneo a pesar de ir mano a mano durante todo el torneo con River, Bianchi se había fijado como objetivo ganar la Copa Libertadores, para lo cual alineó en muchos partidos de liga a suplentes que acabarían cediendo ante el cuadro bonaerense, sin embargo, el tiempo dio la razón al entrenador que fue pasando eliminatorias hasta encontrarse en la final ante el Sao Paulo. En los penaltis Chilavert se convirtió en el héroe y Vélez levantó su primer título internacional. 

La siguiente temporada nuevamente el entrenador lo volvió a hacer conquistando la Copa Interamericana ante el Sport Cartaginés, acabó nuevamente la temporada conquistando el título antes de irse a dirigir a la Roma italiana, en total se despidió con seis títulos y 82 victorias en su haber. 

En Italia no llegó ni siquiera completar la temporada por lo cual volvió a Argentina para dirigir a Boca Juniors, y nuevamente volvieron los éxitos para un equipo que acumulaba seis años sin proclamarse campeón. En el torneo de Apertura de 1998 Boca acabó coronándose como campeón invicto y volvió a lograr el bicampeonato. Y la temporada siguiente logró nuevamente llevarse la Libertadores para el club tras 22 años de espera, éxito que repetiría al año siguiente logrando la tercera en su palmarés.

Tras tres etapas diferentes dirigiendo a Boca y un breve periodo en el Atlético de Madrid, Bianchi ha conquistado un total de quince trofeos como entrenador logrando tan solo uno como jugador, lo que deja bien a las claras que ha sido una persona nacida para dirigir, y ser hasta hoy en día el entrenador más laureado del fútbol argentino, aunque le persigue de cerca otro mito, el “muñeco” Gallardo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.