El 10 de Julio de 2010 , aproximadamente a las 6 de la mañana, Diego Agustín Tanuscio (un jugador de hóckey de tan solo 23 años) fue atropellado por un Renault Clio en La Pampa y Figueroa Alcorta. Salía de un boliche junto a sus amigos. Como consecuencia del impacto, falleció a los pocos minutos por politraumatismos, hemorragia interna y externa.

Agustín Míguez, el joven que manejaba el Clio, circulaba a gran velocidad, tenía su licencia vencida y estaba alcoholizado. Fue condenado a tres años de prisión en suspenso y diez de inhabilitación por matar a un transeúnte en el año 2010. Circulaba por la avenida Figueroa Alcorta en sentido hacia el noroeste a la altura de su intersección con La Pampa y no detuvo su marcha ni realizó ninguna maniobra elusiva, impactando con la parte delantera derecha del vehículo que tripulaba contra el cuerpo de la víctima. El Tribunal Oral en lo Criminal número uno dictó la condena contra Míguez mediante el mecanismo de “juicio abreviado”, en el que el acusado admitió plenamente su intervención en el hecho que se le imputaba.

A 11 años del fallecimiento de Diego Tanuscio, queremos mantener viva su memoria y recordar lo sucedido para alertar sobre las trágicas consecuencias que pueden suceder si un conductor maneja alcoholizado.

SI TODAVÍA NO LEÍSTE EL DIARIO MI BELGRANO DE JULIO CON INFORMACIÓN DE LOS BARRIOS DE BELGRANO, COLEGIALES Y NÚÑEZ, PODÉS LEERLO EN FORMA GRATUITA HACIENDO UN CLIC AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.