Comprar un auto nuevo implica una inversión importante y, al mismo tiempo, significa todo un acontecimiento para el propietario. Además de la novedad, un vehículo sin uso nos permite conducir durante mucho tiempo con la tranquilidad de que está en buen estado.

La adquisición implica, por otra parte, la necesidad de llevar a cabo una serie de acciones propias de la compra y cuidado del auto. Por eso, es importante estar informados sobre las medidas más convenientes para tener una experiencia positiva con la compra.

A continuación, repasamos los 7 pasos que debemos seguir al adquirir un auto 0km.

1. Contratar un seguro

Por ley, en Argentina es obligatorio contar con un seguro de auto, al menos contra terceros. Sin embargo, cuando se trata de un auto nuevo, es importante tomar todos los recaudos.

Para ello, podemos cotizar un seguro de autos Iúnigo y elegir el plan que más se acomode al auto. A la asistencia las 24 horas, se suman beneficios como bonificaciones y atención mecánica propia.

2. Revisar la documentación

Al comprar un auto, es fundamental detenernos a leer atentamente los documentos. Algunos aspectos clave son las facturas, transferencia, póliza de garantía y legalidad de la chapa patente. Además, es importante revisar que estén los manuales del vehículo para habilitar sus funcionalidades.

3. Observar las condiciones físicas del auto

Si bien hablamos de automóviles sin uso, nunca está de más hacer una pequeña revisión de sus condiciones, para alertar al vendedor frente a cualquier desperfecto. El estado de la chapa debe ser perfecto y, por supuesto, los niveles de líquidos tienen que estar al 100%.

4. Registrar información para mantenimiento

Una vez que adquirimos el auto, es importante llevar una agenda de mantenimiento. Así, sabremos cuánto rinde el combustible y cuándo le corresponde ir al servicio técnico. El lugar de revisión debe acordarse con la concesionaria para no perder la validez de la garantía.

5. Prepararlo para el uso que tendrá

Antes de utilizar el auto en nuestras actividades diarias, es importante contemplar el uso que se le dará. El aire de los neumáticos puede variar según el terreno y si llevamos animales es conveniente agregar fundas lavables a los asientos, por mencionar algunos ejemplos.

6. Probarlo en ruta

Muchas veces escuchamos que debemos “asentar” el motor de un auto nuevo, viajando una determinada cantidad de kilómetros a baja velocidad. Aunque eso no es necesario porque se prueban en fábrica, es importante exigirle al auto todos los rangos de potencia para asegurarnos de que está en perfecto estado.

7. ¡Disfrutar!

Cuando ya contamos con todas las seguridades que el nuevo vehículo requiere, solo resta disfrutar. Por un buen tiempo, el auto no sabrá de talleres mecánicos más que para los mantenimientos periódicos.

Es fundamental recordar la importancia de cuidar el vehículo para extender su vida útil. Por eso, es importante evitar una excesiva exposición a la intemperie, ponerlo en marcha a diario y tener los recaudos correspondientes al conducir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.