El 2 de octubre de 1942 se creó formalmente el Sindicato Único de Encargados y Ayudantes de Casas de Renta. Con la posterior Ley de Propiedad Horizontal, y la constitución de los consorcios, dicho gremio se constituyó en el actual Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal.

El Estatuto del Encargado de Edificios establece que los encargados deben gozar de los siguientes beneficios:

a) Un descanso no inferior a 12 horas consecutivas entre el cese de una jornada y el comienzo de la siguiente. El descanso nocturno sólo podrá ser interrumpido en casos de urgencia.

b) Un descanso intermedio de cuatro horas corridas para aquellos trabajadores que realicen tareas en horas de la mañana y de la tarde.

c) Un descanso semanal de treinta y cinco horas desde la hora 13 del día sábado hasta la hora 24 del domingo sin disminución de las retribuciones.

d) Un período mínimo y continuado de descanso anual remunerado.

e) Indemnizaciones en caso de accidentes.

Algunos los aman y otros no tanto. Les preguntamos a los vecinos que viven en edificios sobre los encargados y respondieron lo siguiente:

“Los encargados limpian el edificio, juntan la caca de los perros en la vereda, barren el cordón porque el barrendero no lo hace, viven con olor a lavandina para desinfectar todas las superficies. Además son los que nos hacían los mandados en plena cuarentena”.

“Los encargados tienen que aguantarse a personas que les golpean la puerta a cualquier hora. Su trabajo es insalubre”.

“Muchos encargados perdieron la vida durante la pandemia porque estaban muy expuestos”.

“En mi edificio el encargado es eficiente y amoroso, se merece el sueldo que le pagan”.

“Donde vivo, se turnan los encargados para estar en la puerta controlando quien entra y quien sale, son indispensables para nuestra seguridad”.

“Donde se jubila un encargado, no lo reemplazan por otro. Contratan una empresa y alquilan la portería”.

“A los que quieren reemplazar a los encargados por empresas de limpieza les pregunto: ¿Quién va a atender a los mecánicos de ascensores, a los de la fumigación, a los de la limpieza de tanques, las urgencias, etc?”.

“Mi viejo es encargado y se ha tenido que aguantar a vecinos que dejan los desechos caninos en el ascensor”.

“Teniendo al encargado sin vivienda y poniendo la portería en alquiler, se ahorran unos pesos en los edificios”.

“Me gustan los encargados pero no su sindicato que decide aumentos y bonos sin que los propietarios/inquilinos tengamos alguien que nos defienda”.

“¿Hasta cuando los propietarios e inquilinos tenemos que soportar los aumentos que da el SUTHER a los encargados influyendo en el valor de las expensas? Tienen vivienda gratis, no pagan ningún servicio y no gastan viáticos. Reciben un sueldo de bolsillo mejor que cualquier empleado que tiene que vivir pagando todo y viajando”.

“Que los encargados de edificios empiecen a pagar expensas o gastos comunes por la unidad que ocupan ya que la utilizan de forma familiar”.

“Nunca entendí por qué no pagan los gastos de la vivienda como pagamos todos”.

“Mi papá es encargado hace 25 años, paga luz, gas, cable, Internet y hasta impuesto a las ganancias. Siempre que lo llaman fuera de horario, él está disponible”.

“En mi edificio explotó la caldera por mal funcionamiento y gracias a que estaba el encargado, no volamos todos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.