Ante la gravedad de los hechos que quedaron en evidencia después de los allanamientos efectuados por la Justicia en supermercados de las calles Arribeños, Olazábal y Mendoza, las asociaciones vecinales del bajo Belgrano refieren la reiteración de hechos de igual o mayor gravedad, mediante el siguiente informe:

El viernes 24 de septiembre el Fiscal Carlos Rolero Santurian de la Unidad Fiscal de Medio Ambiente ordenó el allanamiento de cinco supermercados en el bajo Belgrano, en el sector conocido como “barrio chino”, e imputó a los responsables por vender pescado en mal estado y animales en peligro de extinción.

Visto que algunos de los comerciantes cuyos locales fueron allanados intentaron minimizar el asunto e instalar en los medios que “la Policía no sabe nada de pescado” y “todos saben que aquí se vende el mejor pescado” es dable destacar que este episodio sería uno más dentro de un amplio repertorio de reiteradas acciones reñidas con la ley, que ponen en riesgo la salud y la seguridad de vecinos y consumidores.

Ponemos en conocimiento de la población antecedentes de otros hechos similares, que dejan en evidencia el modus operandi de ciertos comerciantes de la zona, que preocupan sobremanera a todo el barrio de Belgrano.

1) En junio de 2008, la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria clausuró un gran supermercado de la calle Mendoza al 1600. Se decomisaron gran cantidad de alimentos en mal estado y alimentos no autorizados. Los motivos que entonces llevaron a la clausura serían similares a los que se constataron en el presente allanamiento, por lo que no se podrá alegar desconocimiento.

2) En julio de 2009, la Agencia Gubernamental de Control realizó una serie de operativos en comercios que vendían alimentos. Se decomisó gran cantidad de alimentos en mal estado. Se clausuraron varios locales, entre ellos un gran supermercado de la calle Arribeños que funcionó durante años con una plancheta de habilitación falsificada.

3) En noviembre de 2009, a partir de la denuncia de vecinos que observaban un movimiento nocturno de camiones transportando containers, el entonces Director de la Agencia Gubernamental de Control Lic. Pablo Bourlot solicitó a la Justicia una orden de allanamiento. Tras la fachada de un pequeño restaurante de comida oriental se escondía un depósito al que de noche, una o dos veces por mes, ingresaban grandes camiones que llegaban del puerto. Gracias al allanamiento se descubrió que en la calle Mendoza al 1600 operaba un gigantesco depósito clandestino, que servía a grandes supermercados de la calle Arribeños, en el que se encontró y decomisó gran cantidad de alimentos importados vencidos.

4) En 2010, ante el caos que se observaba en estas calles, que afectaba la residencialidad del sector, los representantes de las asociaciones vecinales del bajo Belgrano solicitamos audiencia con los miembros del Consejo del Plan Urbano Ambiental. Como consecuencia de esas reuniones la administración de la ciudad efectuó un relevamiento de la zona durante varios meses. El resultado fue un contundente informe de más de 400 fojas. La Dirección General de Interpretación Urbanística constató, entre muchas otras cosas, que los supermercados de la zona burlaban la ley mediante ardides, lo que persiste hasta el día de hoy por graves fallas en los controles.

5) En octubre de 2011, la Fiscalía de Cámara a cargo de la Dra. Sandra Verónica Guagnino impulsó una grave denuncia presentada de manera conjunta por las tres asociaciones vecinales del bajo Belgrano. Los vecinos declararon ante la Fiscal que todas las semanas veían cómo en un gran supermercado de la calle Mendoza al 1600, siempre a altas horas de la noche, los camiones descargaban cajones con pescado en el interior de un gran basurero, que daba a la calle. Los vecinos también declararon que en horas de la mañana los empleados del super ingresaban los cajones de pescado al establecimiento, y aportaron videos como prueba. Durante años el pescado que llegaba del puerto fue “guardado” durante toda la noche junto a basura.

6) A fines de 2011, a partir de la denuncia de vecinos que reclamaban por el uso de la vía pública para la descarga de pescado, generando suciedades y malos olores, el Fiscal Martín López Zabaleta ordenó un operativo. La Policía Metropolitana y los inspectores de Seguridad Alimentaria decomisaron 3.400 kg de pescado en mal estado en el momento en que estaban ingresando a conocidos supermercados de la calle Arribeños.

7) En 2014, vecinos de un edificio de la calle Mendoza y Arribeños tomaron fotografías del lugar donde se preparaba comida, que después se vendía en los ilegales locales de venta de comida “al paso”. La comida se preparaba en el piso de una terraza, en medio de basura. Vista la gravedad de la situación, los representantes de las asociaciones vecinales del bajo Belgrano solicitamos formal audiencia con el entonces Director de la Agencia Gubernamental de Control Sr. Juan José Gomez Centurión. La solicitud nunca tuvo respuesta. Se presentó la denuncia mediante expediente, pero el expediente tampoco avanzó. Ante la desidia de los organismos de control se inició una denuncia pública, que tuvo gran repercusión en los medios. Pero todo siguió igual, el cambio más importante fue que el local denunciado colocó un techo de chapa en la terraza, ocultando la vista desde los edificios más altos.

8) En mayo de 2020, en plena cuarentena estricta, cuando todavía no había ningún caso de Covid 19 en la zona del bajo ni en las barrancas, las principales asociaciones vecinales de Belgrano denunciaron ante el Gobierno y ante la Justicia de la Ciudad que los supermercados de la zona estaban violando ostensiblemente las disposiciones sanitarias. Con ello se ponía en riesgo la salud de toda la población. Sin embargo, en este caso los Fiscales de la Fiscalía Norte decidieron archivar la causa sin siquiera escuchar ni tomar declaración a los testigos.

9) En 2021, a raíz de la clausura de un supuesto karaoke por efectuar fiestas en pandemia, vecinos de la calle Olazábal al 1600 hicieron llegar a los Fiscales la información de que allí en realidad funcionaría un prostíbulo. Gracias a la denuncia vecinal se efectuó un nuevo allanamiento y se clausuró el local.

10) En 2021, gracias a la denuncia de vecinos que percibían movimientos extraños se allanó una casa en la calle Sucre al 900. Se descubrió la existencia de un garito clandestino, se decomisaron máquinas de juego, drogas, gran cantidad de dinero y armas.

Como es de conocimiento público la comunidad oriental casi no habita estas calles. Este sector quedó en manos de unos pocos empresarios, dueños de grandes importadoras y de la mayoría de los supermercados y negocios de la zona, que usan este espacio del barrio como si fuese propio y lo promueven como tal para hacer sus negocios.

Estos mismos intereses ahora pretenden ocupar y administrar la totalidad de los terrenos bajo los viaductos del Mitre, desde Monroe hasta Olleros afectando áreas residenciales, y desde Olleros hasta Dorrego afectando las tierras protegidas del Parque Tres de Febrero. Se trata de una concesión fraudulenta que compromete tanto a las autoridades nacionales como a las autoridades de la ciudad.

A los miles de vecinos que vivimos aquí y a todo el barrio de Belgrano nos preocupa sobremanera lo que está ocurriendo.

  • ASOCIACIÓN CIVIL VECINOS DE BELGRANO
  • ASOCIACIÓN CIVIL VECINOS DEL BAJO BELGRANO
  • ASOCIACIÓN VECINAL DE FOMENTO BARRIO PARQUE GENERA BELGRANO Y NUEVO BELGRANO

Para más información: http://www.belgranodenuncia.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.