Ellos no tienen la culpa por querer salir a correr y disfrutar de las calles y plazas del barrio. La responsabilidad es de sus dueños, y a veces no están a la altura. En un edificio del barrio de Belgrano, cansados de que los perros hagan sus necesidades en cualquier lado, colgaron un cartel con la siguiente leyenda: “Estimado vecino, por favor no deje que su perro orine acá. Además es muy peligroso ya que adentro hay instalaciones que se arruinan con el orin. Sea respetuoso”.

Consultados sobre el tema de las mascotas, varios vecinos expresaron su opinión:

“Muchos dueños salen sin bolsita y dejan los regalitos de sus perros en el medio de la vereda. Termina el perro de hacer sus necesidades y se van silbando bajito, haciéndose los distraídos. Por supuesto que no lo hacen en la puertas de sus casas”.

“El canil ubicado de la Plaza Juan José Paso (Moldes y Virrey Olaguer y Feliú) no se usa como corresponde ya que los dueños están con sus perros en cualquier parte”.

“Muchos dueños sueltan a sus perros en las plazas para que corran, con el riesgo que ello implica”.

“El problema radica en que la zona está altamente poblada y el porcentaje de mascotas por habitante debe ser uno de los más altos de la ciudad. La cantidad de espacios verdes no son suficientes para que puedan ser disfrutados por las personas y por las mascotas”.

“Los perros corren por cualquier lado, porque los dueños no los quieren llevar a los caniles que suelen estar en un estado desastroso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.