El miércoles 10 de agosto de 2022 por la mañana, un ciclista fue atropellado por un camión en Av. Balbín y Monroe. Personal policial fue desplazado a la intersección mencionada por el Comando Policial 911. Una vez en el lugar, constataron que una persona se hallaba tirada sobre la cinta asfáltica y no respondía a los estímulos. Junto a él, había una bicicleta tirada y a su lado se encontraba un señor quien contó que venía circulando por la Av. Monroe sentido Av. Cabildo manejando un camión tipo volquete. Al girar hacia la Av. Ricardo Balbín colisionó con su rueda trasera derecha al ciclista. El Personal del SAME que arribó al lugar, constató el fallecimiento del ciclista  a las 11:15 horas. En consulta con el Magistrado Interventor se dispuso que se soliciten las imágenes de las cámaras de la zona. El hecho fue caratulado como homicidio culposo.

Masa Crítica de Buenos Aires, es un grupo de personas que celebran el uso de la bicicleta andando. Este domingo 04 de septiembre de 2022 organizaron una bicicleteada desde el obelisco hasta el lugar del siniestro. Allí, en Av. Balbín y Monroe, colgaron una bicicleta blanca en memoria del repartidor en bici que fue atropellado en esa esquina, junto un cartel con la siguiente inscripción: “Daniel Alejandro Hauch. Ciclista atropellado por un camionero cuando transitaba por este lugar. 10/08/202. En la bici va una vida”.

Estuvieron presentes familiares y amigos de Daniel, y se dijeron las siguientes palabras: “Este es un homenaje para Dani que va a estar siempre en el recuerdo de los ciclistas. Un chico al que le encantaba jugar al fútbol con sus amigos, le gustaba pasar momentos en familia, le gustaba estar con su mamá en su casa y pasar  momentos lindos con su novia. Era hincha fanático de Boca y tenía expectativas de superarse (quería estudiar abogacía). Un sol que se va por un irresponsable, un matón sobre ruedas”. Otro de los oradores agregó: “No puede un vehículo estar pegado a un ciclista porque es muy peligroso y puede causar la muerte, como sucedió en este caso”.

El movimiento de las bicicletas fantasmas surgió en el año 2003 en Misuri, Estados Unidos, cuando una chica murió embestida por un coche. A los pocos días sus amigos pintaron de blanco una bicicleta y la colocaron allí donde perdió la vida. Estas bicicletas son un recuerdo póstumo en memoria de un ciclista fallecido, a su vez es una denuncia sobre el derecho de todo ciclista a circular seguro.

La bicicleta fantasma pretende recordar a las víctimas y alertar a las autoridades y ciclistas de la peligrosidad de determinadas calles y carreteras. Estas bicicletas funerarias se inutilizan previamente, se les cortan los cables, se les quitan los frenos y las luces y se pinchan o desinflan las ruedas; lo que queda es pura chatarra sin ningún valor, nada más que el recuerdo de una desgracia. Luego, le dan varias capas de pintura blanca y la dejan secar. Cuando está lista, la atan con una cadena y un candado en el lugar donde se produjo el siniestro. Una placa grabada con el nombre de la víctima, el día del accidente y unas flores recuerdan que quien murió allí viajaba sobre dos frágiles ruedas y tenía un nombre y un apellido.

Un comentario en «Colocaron una bicicleta blanca en Balbín y Monroe»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.