Luego de una extensa investigación realizada por la División Investigaciones de Organizaciones Criminales de la Policía de la Ciudad, por instrucción del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N°4, la Policía de la Ciudad desbarató una casa de juego clandestino en una vivienda ubicada en Superí al 1400 (barrio de Colegiales).

Los efectivos secuestraron armas y drogas. Fueron incautadas una pistola tala calibre 22 sin numeración visible, con silenciador y cargador con cinco municiones, un peine con 33 proyectiles del  mismo calibre, 17 balas de calibre 45 y 9 unidades de calibre 32. También 498.000 pesos y envoltorios con una importante cantidad de marihuana, metanfetamina, polvo rosa o también conocido como Tusi, dos pastillas de éxtasis, tres balanzas de precisión con elementos para el fraccionamiento, 15 pepas de vidrio, celulares y computadoras.

La policía detuvo en el lugar a cinco personas por tenencia de armas, juego clandestino e infracción a la ley 23.737 (Ley de Drogas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.