Soy Natalia Kerbabian (Karbabian en dni) y manifiesto mi ser en arte, la arquitectura, la ilustración y la docencia en talleres de tejido para la infancia y otras edades. Ilustro para no olvidar es una iniciativa que surge como grito ilustrado, para resguardar en la memoria nuestro patrimonio arquitectónico y emocional demolido o en riesgo, registrando una época de la ciudad de Buenos Aires. Este registro ilustrado será libro documento, incorporando fragmentos y manifestaciones de vida de quienes vivieron esa arquitectura, como forma de identidad y patrimonio cultural.

Ilustro nace en silencio y sin ser plan consciente, gestándose dentro mío desde la impotencia de observar tanta belleza tapiada, demolida y reemplazada por densidades edilicias exageradas para un barrio como Belgrano por ejemplo, durante el 2021, año que comencé a caminar más las calles, post pandemia. Evidentemente el nuevo código de edificación se estaba reflejando en los barrios, con toda la pérdida de patrimonio y calidad de vida que eso implicaba.

Durante estos meses, varias veces caminé por la calle Olazábal, desde Crámer hacia Cabildo, observando en el cruce de Vidal las 4 casonas de la esquina, construidas en el año 1888 por el reconocido arquitecto italiano Alfredo Olivari (autor del Hospital Fiorito de Avellaneda y la Farmacia Franco Inglesa, entre otros). Así fue que llegado el mes de Junio del 2022, vi la demolición con mis propios ojos. Recuerdo que tuve que desviarme de la vereda, porque el paso peatonal estaba interrumpido por tractores y escombros, sin señalética ni un paso peatonal provisorio, teniendo que bajar a la calle e intentando esquivar automóviles para poder pasar. Al cruzar la calle, me di vuelta, y entendí que estaban demoliendo las casonas. Me quedé helada, mirando, con una sensación de vacío, mezcla de enojo con tristeza y un grito interno de impotencia. ¿Por qué?

Ese mismo día, condensé todo el proceso de visualizar pérdidas: llegué a mi casa, puse nombre al proyecto (que me bajó automáticamente), creé una galería que iba a albergar todos los registros (el cafecito.app) con la opción de apoyo monetario al proyecto, y grabé un video para hablar del tema y contar sobre la iniciativa de memoria ilustrada en las redes de Kuklas handmade (emprendimiento que llevo hace mas de 7 años y en donde ofrezco mis ilustraciones entre otras creaciones. Allí compartí las primeras ilustraciones y comenzó mi vínculo con grupos vecinales y “basta de demoler”).

No pasaron 15 días y la necesidad de la ciudadanía de hablar del tema fue tanta, que creé una cuenta especial para “Ilustro para no Olvidar”. También en Twitter y Linkedin. En todas las redes la resonancia fue impresionante. Hay algo en las ilustraciones que devuelve a la vida esa arquitectura, y creo que también eso resuena sensiblemente en las personas.

Evidentemente nos interpela esta pérdida, tan feroz y múltiple en toda la capital, en tan poco tiempo. Olazábal y Vidal fue la primera ilustración que realicé un 6 de Junio de 2022, convirtiéndose en el icono de Ilustro. Desde aquel día, no dejé de Ilustrar. Hoy recibo mensajes diarios de diferentes ciudadanos y ciudadanas, con imágenes del antes-después o de casas o edificaciones que reflejan un patrimonio emocional, y que serán demolidas. La red que se creó es notable y necesaria para alzar la voz y defender nuestra historia e identidad, honrando lo que supimos construir.

Para más información:

– Instagram: @ilustroparanoolvidar

– Twitter: @natzkerba

– Web: www.cafecito.app/ilustroparanoolvidar (Café galería en el que se puede colaborar simbólicamente).

– Email: ilustroparanoolvidar@gmail.com

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.