El 19 y 20 de octubre de 2022 se realizó una Audiencia Pública por el proyecto Parque Ferroviario Colegiales. El colectivo de vecinos “Colegiales Participa y Decide” expresó desde sus redes sociales el agradecimiento a los vecinos que participaron en la Audiencia Pública: “La calidad y contundencia de los argumentos expuestos reflejan el compromiso con el derecho a un buen vivir en un ambiente sano, que tenemos los que habitamos el barrio de Colegiales, la Comuna 13 y la Ciudad. Una vez más, muchas gracias por hacer escuchar la voz ciudadana por un verdadero espacio verde público, lo más extenso posible”.

Reproducimos un resumen de la participación de algunos vecinos

Laura: Vivo a cinco cuadras del predio ferroviario de Colegiales. Rechazo el estudio ambiental que se hizo y pido que se haga otro sobre la totalidad del proyecto de Urbanización que se planificó pero también que se devuelvan los cuatro lotes que no pudieron vender.

María Soledad: Ante todo quiero decir que rechazo el informe de impacto ambiental realizado por ser incompleto por no haberse hecho en la totalidad del predio. Se quiere vender a Buenos Aires como una ciudad verde y eso es totalmente errado. Sumar más cemento es totalmente lo contrario a lo que tenemos que hacer, necesitamos más verde.

Cecilia: Soy una persona en situación de discapacidad. Me movilizo en un scooter eléctrico e integro una fundación en la Comuna 13. Voy habitualmente al barrio de Colegiales para trabajar, realizar actividades y encontrarme con amigos. Me presento a esta Audiencia Pública con el fin de evidenciar que se está proponiendo un análisis parcial y forzado. Me sumo al pedido de los vecinos de Colegiales para que se dejen de construir Torres que tapan la visión y contaminan el ambiente. Se agregarán 80.000 metros cuadrados de cemento y 4.000 habitantes cuando en la Comuna hay déficit de espacios verdes. Deberían considerar la diversidad de demandas sociales y crear nuevos parques públicos con políticas en favor de la inclusión social.

Jorge: Soy vecino del barrio de Colegiales desde hace más de 30 años. Exijo a la actual composición de la Legislatura Porteña la pronta rezonificación de los cuatro lotes no vendidos y que sean anexados como espacio verde al Parque Cultural para que ningún gobierno pueda entregarlos a la especulación inmobiliaria. Ojalá que todos los vecinos podamos un día concretar nuestro sueño que se demuelan las torres que son un insulto y se construya un gran parque público en las siete hectáreas del predio.

María José: Agradezco esta instancia de la audiencia pública para expresar mi frustración por no ser escuchada y no ser respetada. En estos últimos cinco años se ha multiplicado la construcción de edificios en los alrededores donde antes hubo casas y la calidad de vida en este sector de la ciudad ha bajado por muchas razones. Primero porque aumenta notablemente la densidad de personas en el barrio. La mayoría de estos edificios ni siquiera tienen cocheras mientras que la capacidad de estacionamientos no varió, al contrario disminuyó. Espero que esta vez nuestros reclamos sean escuchados y respetados. Queremos un parque público continuo, verde y de libre acceso.

Patricia: Soy una ciudadana que vive en el barrio de Colegiales desde hace más de 20 años. En el año 2016 los vecinos presentamos un proyecto de ley que proponía que todo el playón de Colegiales fuese un hermoso Parque Cultural 100% verde. En el año 2019 se realizó el traspaso de esos terrenos de la órbita de la Nación a la Ciudad y de esos terrenos, cinco parcelas se han vendido y en dos ya se están construyendo Torres. Otros cuatro todavía no se sabe que va a pasar con ellos. Cuando se fundamenta en el estudio de impacto ambiental respecto a que el parque integrará la superficie del ferrocarril incorporando superficie absorbente yo siento que me están tomando el pelo. Ya sabíamos que el playón era verde y absorbente por eso lo queremos y lo necesitamos. La superficie absorbente existe desde el inicio de los tiempos lo que sí cambió es que ahora en ese verde se incorporaron metros cuadrados de cemento. Nos quitaron su superficie absorbente. Entonces no digan que se incorpora cuando se ha quitado. ¿Se realizó el estudio de impacto ambiental cuando el gobierno decidió apropiarse de los terrenos para venderlos para que se hicieran esas Torres?  Hace algunos años los vecinos que vivimos aquí en Colegiales en el verano nos quedamos sin agua corriente. Colegiales pasó de ser un barrio de casas bajas a ser uno de edificios.

Melisa: El objetivo de esta audiencia es otorgar el certificado de aptitud ambiental para poder hacer dos míseras placitas a cada lado de los cinco monstruosos edificios que se proyectaron de los cuales tres ya están en marcha y bastante avanzados. Esto deja en evidencia la pantomima del estudio de impacto ambiental que hicieron considerando únicamente la parcela 3 donde se ubicarían estas dos placitas sin tener en cuenta todo el predio de la ex playa ferroviaria de Colegiales.

Alicia: Fui vecina de colegiales por 40 años y mis hijos y mis nietos viven allí. Es un barrio con muy alta densidad de población y muy baja proporción de espacios verdes. Por eso el playón debe ser un parque extenso 100% verde, lo estamos pidiendo desde 2016. Quiero un acceso al parque público gratuito sin rejas.

Mariana: Soy una mujer que nació hace 45 años en este barrio y sigo viviendo a media cuadra de la estación Colegiales donde están ya levantados los bodoques de cemento. Rechazo el estudio de impacto ambiental.

Alejandra: Me opongo categóricamente a la implementación de este proyecto y a la supuesta certificación ambiental por todos los puntos técnicos ilegales manifestados por todos los expositores que me han antecedido.

Guillermo: Soy vecino de la Comuna 13 desde hace 30 años. El denominado proyecto falla en su origen porque ha priorizado el negocio inmobiliario por encima de las necesidades y deseos de los vecinos que han puesto su acento en la necesidad de un espacio verde y recreativo para la totalidad del predio. Es indudable que en CABA existe una enorme demanda de espacios verdes abiertos y públicos. En las últimas décadas hubo un desarrollo urbanístico que ha creado un mayor desbalance entre edificios y espacios verdes. Esto constituye un grave déficit de naturaleza tal como lo plantean diferentes expertos.

Sol: Vivo en Colegiales desde hace seis años. Me sumé a participar en la pandemia por una preocupación enorme respecto al avance de demoliciones y construcciones de torres y la mutilación de espacios verdes que pasaba alrededor mío. Me preocupa y enoja mucho pensar que habito en una ciudad que considera la naturaleza y a sus ciudadanos como mobiliarios que pareciéramos no tener derecho a decidir sobre los espacios que habitamos. No hay contacto con la naturaleza. Se mutilan cada vez más árboles y es insoportable el olor y la contaminación sonora de construcciones y el malestar de la gente porque se cae todo a pedazos a nuestro alrededor.

Ariel: Quiero celebrar la manera en la que la ciudadanía se apropia de este espacio de falsa participación que no es vinculante. El Gobierno de la Ciudad lo realiza como mero protocolo para poder cumplir con la burocracia y aprobar la documentación que le permita seguir destruyendo los pocos espacios verdes que quedan en los playones ferroviarios. Como venimos señalando hace mucho, son los últimos reservorios de espacio verde que quedan en la ciudad. Hasta febrero del 2021, cuando empezaron las obras de las tres torres que se están construyendo, era uno de los lugares más silenciosos de Buenos Aires y hoy es un infierno.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.