Patricio, un vecino de Belgrano, nos envió el siguiente comentario: “El ruido afecta a las personas de diversas maneras. Sus efectos están relacionados con la audición, el sistema nervioso, la psiquis, la comunicación oral y el sueño. Puesto que el ruido es un factor estresante, una carga mayor para el cuerpo produce un mayor consumo de energía y más desgaste. Se sospecha que el ruido puede favorecer principalmente las enfermedades en que el estrés tiene una función importante, como las cardiovasculares, que se pueden manifestar en la forma de hipertensión, infarto de miocardio, angina de pecho o incluso apoplejía. En el barrio de Belgrano también padecemos esta problemática ambiental. Es necesario que las autoridades reconozcan este problema para la salud humana y busquen mitigar este asunto. Un barrio con menos ruidos mejora la calidad de vida”.

Recomendaciones

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.