El domingo 10 de marzo de 2024, alrededor de las 7 de la mañana, chocaron un Renault Logan y un Volkswagen Polo que quedó incrustado en una panadería ubicada en la esquina de Av. Crámer y Crisólogo Larralde, en el límite de los barrios de Saavedra y Núñez. De milagro, no le sucedió nada a las dos empleadas que se encontraban en la panadería (una estaba abriendo caja y la otra ingresando al local).

El conductor del Renault contó que circulaba por la Av. Crámer con la luz verde, cuando se le acercó el otro auto, lo golpeó de costado, lo hizo girar y luego se estrelló con la panadería.

La dueña del local dijo: “Estábamos recién abriendo, no nos pasó nada de milagro. Hace una semana nos rompieron los cristales en un intento de un robo, y los cambiamos todos. Hacía tres días que teníamos los cristales nuevos. Ahora nos rompió todo, no dejó ni una heladera sana, la única que quedó bien es la del take away, el resto rompió todo. Me arruinaron. Lo único bueno, es que todos estamos bien”.

Recomendaciones

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.