María, una vecina del barrio de Belgrano, nos envió la foto que acompaña esta nota junto con el siguiente mensaje: “La parte alta de sus copas se cubre de espigas florales perfumadas. Alrededor de la Plaza Noruega que está ubicada entre las calles Amenábar, Mendoza y C. de la Paz, se aprecia su aroma. Invito a los vecinos a disfrutar visual y olfativamente de este espectáculo”.

El Ibirapitá florece en el verano y está identificado con el nombre científico de “Peltophorum dubium” que significa “de madera colorada”. Estos árboles nativos de las selvas tropicales y subtropicales de América del Sur, han sido adaptados para vivir en nuestro clima. El Ibirapitá desarrolla grandes dimensiones de entre 20 a 25 metros de altura. A la imponencia de su tamaño, se le agrega la belleza de sus flores en forma de racimos de color amarillo intenso que combinado con su follaje persistente de color verde, lo hacen único.

Farmacias

Recomendaciones

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.